Inicio / Nuevo director general de Intel en México centrado en negocio de datos y la industria automotriz

Nuevo director general de Intel en México centrado en negocio de datos y la industria automotriz

Por: Mónica Mistretta | mayo 8, 2018
mm-columna


Santiago Cardona, director General de Intel en México.

Hace un año Intel Corp. determinó que habría 12 países focales en el mundo, entre los cuales solo dos pertenecían a América Latina. México es uno de ellos y su importancia radica en el gran potencial de crecimiento en el área de PC, puesto que apenas hay un 45% de penetración de mercado, existe una población de 120 millones de habitantes y su sector automotriz representa el 7º exportador a nivel mundial. Esto último se traduce en un enorme potencial para las soluciones centrada en datos, cómputo en nube y IoT.

Santiago Cardona, de origen colombiano, es quien lleva la riendas de la subsidiaria mexicana a partir de inicios de este año.  Como muestra del interés del corporativo de Santa Clara en México, Cardona hizo mención al centro de desarrollo de Intel en Guadalajara, donde 1,200 ingenieros validan tecnología para el mundo. Añadió que en el país se venden cuatro millones de computadoras al año, ubicándolo en el 4º. lugar en países emergentes. “En un país de más de 120 millones de personas, si haces una buena iniciativa puedes lograr un impacto importante a escala global.

Nuestro principal negocio son las PC y no hemos llegado ni a 50% de penetración; hay mucho por hacer”, dijo el entrevistado.

Aun cuando a nivel global la empresa registró en su año fiscal 2017 un crecimiento de un solo dígito (6%), las ventas derivadas de las unidades de negocio centradas en datos lo hicieron en 21%, ingresos que representaron 47% de sus ventas totales en el cuarto trimestre del año pasado, un record sin precedentes.

Los resultados de su primer trimestre del año, liberados el pasado 26 de abril, confirman la eficacia de una buena ejecución en torno a esta estrategia: el negocio centrado en datos creció 25% y constituyó ya prácticamente la mitad de las ventas de su primer trimestre. El optimismo de Brian Krzanich, CEO de Intel, y el consejo administrativo los ha llevado incluso a aumentar las expectativas de ventas y flujo de efectivo para el año fiscal 2018.

En general, todas las divisiones centradas en datos claramente se han beneficiado por las tendencias del mercado: tanto la adopción de los procesadores Xeon escalables para inteligencia de datos como las soluciones de memoria no volátil tuvo una demanda muy fuerte con relación al almacenamiento; la división de soluciones programables ganó nuevos diseños con los fabricantes de servidores de equipo original (OEM), que añadieron matrices de puertas lógicas programables (field programmable gate array) para su oferta de centros de datos, y registró una fuerte demanda de clientes del sector retail y video en el terreno del Internet de las cosas (IoT).

Aun cuando el negocio de las PC creció un magro 3%, Cardona asegura que es un terreno que Intel no piensa abandonar.

Optane: memoria revolucionaria

Los lectores con suficiente memoria recordarán que uno de los primeros negocios de Intel fue justo ese, el de la memoria. Ahora la compañía está de regreso con un producto que ha sido calificado de “revolucionario” y que responde al cambio de paradigma en la nueva estrategia de Intel, al estar centrado en los datos.

Intel Optane mejora la velocidad de acceso a los datos tanto a nivel del usuario final como de los centros de datos corporativos.

“En la industria IT hay mucha innovación pero donde menos ha habido es en la memoria —comentó Cardona—. Hablamos de RAM desde el principio de los tiempos, pero el acceso rápido a información es muy distinto hoy, e Intel vio una oportunidad en tener memoria más rápida en una carga de una base de datos. Los dispositivos en general necesitan más memoria RAM, pero con Optane para complementarlos ya no necesitas 600 Gb. Literalmente estaríamos cambiando la arquitectura de la memoria. A mediados de este año ya estarán disponibles PC y servidores con memoria Optane.”

Optane no es un tipo de memoria RAM convencional y no es una tecnología que se use para el almacenamiento tradicional, al menos no a nivel del consumidor. Los módulos M.2 Optane para usuario final que se venden con capacidad de 16GB y 32 GB están diseñados para trabajar como un puente de memoria cache entre la RAM y el almacenamiento, permitiendo una más veloz transferencia de datos entre la memoria, el almacenamiento y el procesador.

Aunque por ahora Optane tiene un acceso limitado para el usuario final, sí está disponible para los centros de datos. Estos módulos se parecen más a la memoria SSD convencional, lo que acerca esos dispositivos caros pero rápidos a los componentes de almacenamiento en servidores de misión crítica.

 

Vehículos autónomos y IoT

MobileEye es la adquisición de propiedad intelectual de Intel que está en el corazón de su oferta hacia los vehículos autónomos. La empresa israelí ya ofrece productos en las etapas preliminares para vehículos autónomos. Por su parte, Intel presentó su primer vehículo autónomo en el CES de Las Vegas a principios de este año, y anunció un acuerdo con la compañía automotriz china SAIC.

De nueva cuenta, el procesamiento en tiempo real de una enorme cantidad de datos está al centro de la promesa de los vehículos auto conducidos, de ahí el gran interés de Intel, junto con el IoT, donde su rol estará en el backend.

La seguridad sigue en paralelo. Aun cuando la empresa de Santa Clara desinvirtió en McAfee, mantiene casi la mitad de las acciones de la compañía. Además, dijo Cardona, entre las lecciones aprendidas de Intel y la industria en general, se requiere identificar cualquier vulnerabilidad en la etapa de desarrollo. “Intel está tomando acciones al respecto –añadió el entrevistado–. Con cada vez más datos y 50 billones de dispositivos conectados, el riesgo de vulnerabilidad va a aumentar en forma exponencial. Debemos asegurar que en la etapa de desarrollo sean lo más seguro posibles.”

Por último, Cardona mencionó que el sector automotriz mexicano reviste un gran interés para la firma, dado que México es el 7° exportador de autos en el mundo, otra oportunidad centrada en los datos.

“La apuesta del corporativo por México es un anuncio reciente y responde al cada vez mayor potencial en el mercado. Intel no deja de invertir aquí pues, como mercado emergente, hay una gran oportunidad”, concluyó Cardona.


Comentarios

Deja un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

Obtenga acceso a información exclusiva, reportajes, notas de actualidad y el análisis de las tendencias con el mayor rigor periodístico.