Inicio / 10 consejos para administrar los costos de la nube

10 consejos para administrar los costos de la nube

Por: Maricela Ochoa | julio 23, 2018


La nube se encuentra en un alto estado de madurez entre las empresas mexicanas, así lo dejó demostrado el más reciente IT Masters Cloud Survey. Pero si bien la adopción y administración del cloud presenta muchos beneficios, aún el presupuesto sigue siendo una de las preocupaciones más urgentes para los directores de Sistemas.

Según el RightScale 2018 State of the Cloud, 80% de las compañías refieren que lo que gastan en administrar la nube es uno de sus mayores retos. Más de la mitad de las empresas (52%) dijeron que gastaban más de un millón de dólares al año en servicios cloud y una cuarta parte (26%) llega a pagar hasta seis millones.  El reporte también estima que los montos citados crezcan el próximo año: 71% de las empresas tienen proyectado que ese incremento sea de 20% y una quinta parte de los entrevistados calcula que duplicará lo que gasta actualmente en la nube.

En la misma línea, Gartner pronostica que el gasto mundial en nubes públicas crecerá 21.4% en 2018, lo que representa un total cercano a $186 mil millones y medio de dólares (en 2017, esa inversión fue de $153 mil millones y medio).

Dar seguimiento al uso que se da a nube pública y pronosticarlo es un factor que contribuye a que los costos de administrar las nubes sean algo retador. La encuesta de SoftwareONE Managing and Understanding On-Premises and Cloud Spend report  señala que los gastos imprevistos fueron puntos críticos para 37% de los participantes en este estudio, mientras que 30% dijo tener dificultades con la transparencia y visibilidad.

De igual manera, 40% de los tomadores de decisiones IT entrevistados para el reporte de 451 Research Voice of the Enterprise: Cloud Transformation, Organizational Dynamics dijeron que ahorrar costos fue una de las principales motivaciones para cambiarse a la nube. Sin embargo, luego de dicha migración, 53% dijo que el problema es el costo y los presupuestos.

Con el objetivo de disminuir esa problemática, las empresas buscan maneras de administrar mejor esos costos. 58% de los entrevistados en la encuesta RighScale dijo que planea optimizar los costos en 2018, teniendo como prioridad la iniciativa cloud este año. Un reporte de Forrester detectó que 45% de los líderes IT empresariales indican que han tomado acciones para reducir el casto en cloud, mientras que 37% están en el proceso de hacerlo.

La publicación InformationWeek realizó la siguiente lista con diez recomendaciones para enfrentar el problema del cloud frente al presupuesto, para lo que citó a analistas de organizaciones como Forrester, Gartner y 451 Research:

  1. Llevar un registro diario de gastos
    En muchas compañías, los desarrolladores y otros profesionales IT utilizan diferentes instancias varias veces al día. Si se monitorea el uso del cloud semanal o mensualmente, es complicado descubrir cuáles son los periodos de altas cargas inesperadas. Por ello, la mayoría de los expertos recomienda utilizar un panel (dashboard) que permita monitorear el uso de cloud diariamente o de preferencia, dos veces al día.
    Algunas organizaciones eligen invertir en herramientas de terceros para este propósito, pero los proveedores de cloud también ofrecen herramientas de monitoreo a sus usuarios sin costo. Por ejemplo, se puede recurrir al Informe de uso y costos, que da seguimiento al uso cada hora o diariamente, y una herramienta llamada Trusted Advisor ayuda a optimizar los costos, además de mejorar el rendimiento y la seguridad en el caso de Amazon Web Service (AWS). También están Azure Monitor y servicios Cost Management en Microsoft Azure y Stackdriver Monitoring en la plataforma cloud de Google.
  2. Desactivar instancias que no se usan o que se consideran innecesarias
    Así como se apaga la luz de una habitación al salir de ella para evitar pagar por lo que no se utiliza, el usuario debería aprender a hacer lo mismo cuando no requiere recursos de la nube pública. A veces, se abre una instancia nueva para algo que lleva sólo unos minutos, pero se olvida de darla de baja al terminar de usarla.
    El reporte de RightScale encontró que para combatir esto, algunas empresas cuentan tanto con herramientas automatizadas como procesos manuales. Por ejemplo, 72% de los entrevistados tomaron pasos para eliminar almacenamiento inactivo; 72% de las compañías apagan las cargas de trabajo después de horas y 69% especifican fechas de expiración para las cargas de trabajo.
  3. Establecer el uso de etiquetas que toda la empresa maneje
    Mientras algunos proveedores dicen que las soluciones de administración de cloud no requieren el uso de etiquetas, muchas empresas siguen confiando en herramientas que etiquetan las cargas de trabajo. Esas clasificaciones pueden indicar un gran número de atributos, por ejemplo, si es una carga de trabajo en desarrollo o en producción, para qué aplicación o servicio es, que requerimientos de cumplimiento podría cumplir, cuando debe estar encendida o cuándo apagada dicha carga de trabajo y a qué departamento debería cargarse.
    Pero, esas etiquetas son útiles solo si todos usan (y entienden) el mismo código y si se utilizan de manera consistente. Expertos recomiendan que las organizaciones comuniquen claramente la necesidad de usar las etiquetas adecuadas a todos los usuarios de cloud. Incluso, se sugiere el uso de herramientas de automatización, que requieran que todas las cargas de trabajo estén etiquetadas y que detonen alertas inmediatas en las cargas de trabajo que carezcan de ellas.
  4. Optar por procesos automatizados en vez de manuales
    Conforme crece el uso de nube pública y empiezan a usarse más proveedores de cloud, muchas organizaciones han detectado que el proceso manual que usaban para monitorear y optimizar el uso de nube pública ya no resulta tan adecuado. Las soluciones automatizadas facilitan el seguimiento que se da al uso en toda la compañía.
    Lauren E. Nelson, analista de Forrester, subraya que muchas organizaciones voltearon hacia cloud para reducir gastos de infraestructura o evitar inversiones futuras en hardware. “Pero, muchas no lo han logrado. El éxito depende más de la madurez en la administración del cloud y de seguir buenas prácticas para el equipo que maneja cargas de trabajo. Con una complejidad de costos en aumento acorde al crecimiento de uso, usuarios, cuentas y tipos de instancias, los profesionales (infraestructura y operaciones) dependerán cada vez más de herramientas que les brinden visibilidad, consistencia y escalabilidad de las prácticas de administración”.
  5. Considerar el uso de herramientas individuales para administrar los costos del cloud
    Para muchas compañías, la solución de automatización podría ser contar con una herramienta individual de optimización y monitoreo de los costos del cloud (CCMO, por sus siglas en inglés). Estas soluciones suelen costar una fracción del precio de las herramientas de administración de nube híbrida. Nelson indicó que los clientes de CCMO “han observado un retorno de inversión (ROI, por sus siglas en inglés) entre dos y seis meses después de empezar a utilizar este tipo de herramientas, lo que es más rápido que herramientas más costosas, y también logran cumplimiento, orquestación y otras soluciones”.
    En el segundo semestre de 2018, Wave report de Forrester –que refiere RightScale–, cita como líderes a CloudHealth Technologies, Turbonomic y Densify; a Apptio, CloudCheckr y Microsoft los considera Strong Performers; mientras que a Cloudability y Teevity, como Contenders.
  6. Si las necesidades son complejas, invertir en una herramienta de cloud híbrida
    Empresas grandes con mayores necesidades podrían requerir una solución de administración de nube híbrida (HCM, por sus siglas en inglés). Estas herramientas combinan el manejo de monitoreo y costos con cumplimiento, orquestación, corretaje, creación de templates, entre otras características de automatización. Las soluciones HCM son más caras, pero ofrecen un rango más amplio que las soluciones CCMO.
    En el reporte más reciente de Forrester Wave: Hybrid Cloud Management, Q2 2018 se enlista a Scalr, VMware y Embotics como líderes; Cisco, CloudHealth Technologies, Turbonomic, HyperGrid, Micro Focus, Red Hat y BMC Software como Strong Performers; mientras que RackWare aparece como Contender.
  7. Buscar una solución que tenga capacidades de machine learning
    Cuando se utilice una solución CCMO o HCM, se podría optar por una herramienta que incorpore analíticos y machine learning. Esta tecnología ayuda a administrar software, ofrece recomendaciones para optimizar costos y permite a las compañías reducir sus gastos tanto como sea posible mientras disminuye la carga en el staff IT.
    Nelson  dijo que eventualmente, “muchos proveedores CCMO quieren que sus clientes confíen por default en sus recomendaciones, eligiendo implementar esas sugerencias automáticamente en tiempo real, lo que disminuye lo que se pudo ahorrar en cargas de trabajo. Esto, básicamente cambia el rol del administrador cloud y estas herramientas”.
  8. Tener un acercamiento sistemático a la administración de costos del cloud
    La administración de costos cloud requiere algo más que tecnología, hay que poner a la gente adecuada y a los procesos en su lugar. Gartner recomienda que las organizaciones tengan un acercamiento sistemático a todo el proceso. Para ello, recomienda seguir cinco pasos:
    Planear: Establecer un pronóstico del gasto esperado.
    Dar seguimiento: Observas lo que se gasta actualmente en cloud y compararlo con el presupuesto para detectar anomalías antes de que esto se convierta en un problema.
    Reducir: Eliminar recursos que pueden desperdiciar el gasto que se hace en cloud.
    Optimizar: Conocer y aprovechar los modelos de descuento del proveedor, así como optimizar las cargas de trabajo por costo.
    Madurar: Mejorar y expandir el proceso de administración de costos continuamente.
  9. Evitar encerrarse con un solo proveedor
    Los expertos también recomiendan a los administradores de cloud empresariales tomar consciencia del hecho de trabajar en exclusiva con un proveedor y quedar dentro de ese círculo. Los proveedores más grandes son los que dominan el mercado de nube pública. Según los datos más recientes de Synergy Research Group, AWS tiene una participación de 40% en el mercado mundial de nube pública, y entre él, Microsoft y Google controlan más de 60% de este mercado.
    En este escenario, las compañías deberían tener cautela de volverse dependientes de un proveedor o de usar servicios que podrían dificultar migrar hacia otro. Tarde o temprano, estas situaciones llevarán a mayores gastos.
  10. Optimizar los costos de nube privada
    Finalmente, independientemente de lo que suceda con nube pública, las empresas también afrontan el reto de nube privada. El reporte de SoftwareONE encontró que 56% de los entrevistados sienten que usar nube pública y tener centros de datos in-house era igual de complejo y lleva tiempo administrarlos. 38% dijo que el uso de nube pública y las soluciones on-premise eran igual de complejas y confusas.
    Según el White paper de 452 Research, 35% de las empresas que habían migrado a una nube pública, decidieron regresar sus datos a una nube privada. Pero esto no resolvió el problema de administrar costos. 452 Research indicó que su recomendación había sido “utilizar herramientas, contratar servicios de terceros y establecer alianzas para optimizar nube pública tanto como fuera posible para ahorrar dinero, lo cual se sumaría a los beneficios de valor agregado de contar con nube privada como el control, rendimiento y la seguridad”.

Comentarios

Deja un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

Obtenga acceso a información exclusiva, reportajes, notas de actualidad y el análisis de las tendencias con el mayor rigor periodístico.