Inicio / Cada vez más empresas requieren de CIO con experiencia en la nube

Cada vez más empresas requieren de CIO con experiencia en la nube

Por: Rosa Martínez Gómez | enero 26, 2018


Muchas organizaciones saben qué beneficios puede aportar la computación en la nube y están buscando CIOs con experiencia en esta área. Así lo indica un reciente artículo de la consultora TechTarget, tras un análisis a partir de conversaciones con expertos y tomadores de decisión de la industria.

Según la publicación, la computación en la nube ha abierto horizontes de cambio completamente nuevos y transforma la forma en que las personas acceden a los datos. Además, ha cambiado la manera en que las compañías pagan por los servicios de TI, intercambiando grandes gastos iniciales de capital por suscripciones mensuales. Por otro lado, acelera la experimentación, ya que permite que las organizaciones alquilen espacio en servidores externos para el desarrollo de nuevos proyectos, en lugar de pasar por la costosa y larga tarea de la compra y mantenimiento de la infraestructura interna.

Las organizaciones que no se adapten a estos cambios de la era digital se verán en apuros, pero ¿cuántas buscan un CIO con experiencia en la nube para dirigir IT? Eric Sigurdson, consultor de la firma de búsqueda de ejecutivos Russell Reynolds Associates, y quien se especializa en reclutar líderes senior de IT asegura que alrededor del 50%.

Esas son compañías ‘iluminadas’, es decir, saben qué habilidades traerán a casa los profesionales. En el otro extremo del espectro de la nube están los rezagados, que simplemente están contentos de mantener las luces encendidas”, dijo Sigurdson.

No obstante, el atractivo de los beneficios asociados con la velocidad, la innovación y el ahorro de costos que aporta la nube está resultando casi universal, lo que motiva incluso a aquellos tomadores de decisión no tan familiarizados con esta tecnología. “Puede que no lo llamen nube, pero ciertamente dicen: ‘Quiero un desarrollo ágil. Quiero un desarrollo rápido. Quiero fallar rápidamente, pequeños equipos que presentan ideas rápidamente'”, agrega Sigurdson.

Poder de procesamiento ilimitado

Según el experto, buscar a terceros para gestionar procesos no esenciales para el negocio no es nuevo. Los minoristas que querían dedicar más tiempo y energía a la venta de bienes pudieron externalizar sus operaciones de IT en las décadas de 1980 y 1990, cuando IBM y Electronic Data Systems convirtieron sus productos y servicios de IT en productos comerciales. La computación en la nube es la próxima ola de outsourcing de IT.

La diferencia es que hoy grandes proveedores como Amazon Web Services (AWS), Microsoft, Google y otros ofrecen un poder de procesamiento casi ilimitado, a precios que casi cualquier compañía podría pagar. Esto ha creado una oportunidad sin precedentes para expandir y hacer crecer los negocios, algo que incluso las compañías sin mucha experiencia en la nube pueden entender.

Lisa Pearson, CEO de la empresa de gestión de datos y análisis Umbel, está de acuerdo en que el ahorro en costos generales, combinado con la innovación rápida, es el verdadero valor de la nube. Con sede en Austin, Texas, Umbel ofrece una plataforma que ayuda a los equipos deportivos a analizar los datos de los fanáticos.

“La capacidad de desarrollar nuevos productos más rápido debido a los menores costos asociados es enorme”, dijo Pearson.

Mismo concepto, nuevos desafíos

“El mayor interés entre las empresas en el uso de la infraestructura en la nube y las aplicaciones de nicho y software como servicio (SaaS) significa que los CIO deben ser expertos en la gestión de proveedores de nube”, destaca Sigurdson.

Para el ejecutivo, esto no es muy diferente de la gestión de los subcontratistas en el pasado. “Tienes a otras personas manejando cosas para ti, en lugar de tener tus propios recursos haciéndolo”, dice.

Tanto la subcontratación como la nube son servicios descritos en un contrato. Cuando se necesitan más caballos de fuerza, el cliente los solicita. El outsourcing tradicional era diferente. En algunos casos, todo el departamento de TI (incluida la administración y el mantenimiento de la red) era transferido a otra empresa para su gestión.

“La nube, en cambio, se hace aplicación por aplicación. No tienes que hacerlo todo de una vez. No estás diciendo, ‘Oye, estamos subcontratando a Amazon’. Lo que dices es: ‘voy a cerrar esta aplicación y pasarla a AWS'”, explica.

Un desafío más grande y más reciente para las organizaciones que migran a la nube es administrar la combinación de múltiples nubes: integrar los datos almacenados en esos servidores administrados por proveedores; obtener, por ejemplo, un sistema CRM para hablar con el software de recursos humanos; mover cargas de trabajo desde servidores locales a la nube y viceversa, según sea necesario; e instalar una herramienta de administración de la nube para manejar las partes dispares desde una consola en pantalla.

“Al final del día, todo se trata de los datos. Las empresas están tratando de extraer datos de diferentes sistemas para poder aprovecharlos en la toma de decisiones”, dice Sigurdson. Asimismo, para algunas compañías, la nube es el medio por el cual los clientes obtienen beneficios.

En Voxbone, una compañía belga que ofrece servicios como llamadas telefónicas y video conferencias a través de la nube, IT está íntimamente involucrado en el negocio, ayudando a construir nuevas características y productos.

Dirk Hermans, vicepresidente de investigación y desarrollo de la empresa señala que, para él y el equipo de TI, una habilidad importante es examinar cuidadosamente las necesidades y los deseos de los clientes y, luego, averiguar cómo la empresa puede cumplirlos. “¿Cómo podemos hacer la vida más fácil para que nuestros clientes nos consuman como una oferta en la nube?”, indica.

Con miras a la seguridad

La naturaleza misma de la computación en la nube exige que los CIO hagan algo que hubiera sido casi inaudito en años pasados: ceder el control. Pero para algunos, eso muy es difícil. “Estás empoderando a tus proveedores para que hagan cosas como proteger los activos y proteger la seguridad de la información que tienes”, recalca Sigurson.

El temor clásico, por supuesto, reside en las industrias que han sido las más lentas en adoptar la nube (como servicios financieros y seguros) pues señalan que esta tecnología no es lo suficientemente segura para información sensible. Sin embargo, eso está cambiando, ya que los CIO se dan cuenta de que los proveedores de infraestructura en la nube y SaaS son, en palabras de Sigurson, “muchísimo mejores para proteger sus activos de lo que tú proteges los tuyos”.

Como resultado, cada vez más CIO están dándose cuenta de lo necesario que resulta estar más abiertos a la computación en la nube.


Comentarios

Deja un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

Obtenga acceso a información exclusiva, reportajes, notas de actualidad y el análisis de las tendencias con el mayor rigor periodístico.

Suscribirse

Para accender a este y más contenido es necesario registrarse o acceder a su cuenta.