Inicio / Panel de discusión: Ser mujer en una industria de hombres

Panel de discusión: Ser mujer en una industria de hombres

Por: Maricela Ochoa | octubre 4, 2018


A casi dos décadas de que iniciara el Siglo XXI, todavía existe una brecha de género. Las mujeres siguen recibiendo menos dinero que sus contrapartes varones aunque sea similar el trabajo desempeñado. En Estados Unidos, la diferencia de salarios entre hombres y mujeres es de 38 centavos por cada dólar, mientras que a nivel global la discrepancia puede ser de hasta 50 centavos de dólar, como ocurre en países de América Latina.

En el primer día de IT Masters CON CDMX, se realizó un panel alrededor de este y otros temas que afectan a las mujeres que se desempeñan en el área de IT: “Ser mujer en una industria de hombres”, en el que participaron tres ejecutivas que lideran empresas proveedoras de tecnología: Pilar Mercado, directora de ObjectWave México; Maricarmen Ballesteros, directora general de Veritas Technologies México y Barbara Mair, directora de negocios en Workforce Digital.

El panel fue moderado por Mónica Mistretta, directora general de Netmedia, quien indicó que según el Índice global de brecha de género del World Economic Forum, México se ubicó en el lugar 58 de un total de 124 países en 2015.

¿Las participantes han experimentado la brecha de género?

Mercado dijo que el mayor reto es darse cuenta de que existe esa diferencia y revisar datos duros para actuar en consecuencia. Mair consideró que es importante que las mujeres pidan lo que valen cuando trabajan en empresas. Para Ballesteros es una cuestión de que no se sabe negociar: “Ante una oferta de trabajo pones tu experiencia, tus habilidades, pero por un tema cultural no se negocia”.

Mercado, quien ha sido pionera en temas de transformación digital en el país y ha tenido cargos directivos en IBM, Oracle, KIO Networks y Rackspace, citó un estudio de Mckinsey realizado en Estados Unidos a propósito de un mito muy extendido entre las organizaciones: que cuando se trata de una promoción, habría una probabilidad más alta de que las mujeres abandonen un empleo por temas familiares que los hombres. Pero resultó que no es así. “Estadísticamente está probado que una mujer puede permanecer el mismo tiempo en un trabajo y que va a tener la misma probabilidad de salir por esos temas que un hombre. Yo creo que son temas de percepción, por ello tenemos que ser más factuales: hay que estudiar más. Hoy, que están de moda los temas de analítica, hay que hacer la evaluación en la compañía de las mujeres que realmente salen del trabajo o no toman una promoción por temas familiares. No hay que descalificar a las mujeres por temas que pueden ser mitos”.

Pilar Mercado

Por su parte, Ballesteros dijo que cuando las mujeres quieren avanzar en el terreno laboral, primero tienen que decírselo a alguien. La ejecutiva de Veritas citó otro estudio de Mckinsey donde se comenta que los hombres hacen más networking con los altos ejecutivos que las mujeres. “Cuando llega el momento de promover a alguien, voltean a ver a quién conocen y resulta que conocen a los que se les han acercado, es muy importante dar a conocer nuestras intenciones”.

Jugar con las mismas reglas y si no, adaptarlas

Mair tiene más de 25 años de experiencia propiciando decisiones estratégicas en diferentes compañías. En los años 90 fue la primera directora mexicana de una empresa internacional de IT, Compaq.

Barbara Mair

Cuando estaba en esa posición, Mair fue madre por primera vez, ¿cómo pasó esa etapa? La ejecutiva indicó que por tener el puesto que tenía pudo escribir sus propias reglas. “Puse una guardería en la sala de juntas de la oficina. Y como yo era la directora general y mis jefes estaban en otro país, pude hacer las cosas tan cómodas como quise porque tenía más responsabilidad. Yo no creo que debamos limitar a las mujeres en ningún sentido. Las mujeres tenemos que definir qué queremos ser. Es nuestra responsabilidad”.

Con 24 años de experiencia en la industria de las IT, Ballesteros se ha desempeñado en áreas de ventas, marketing, operaciones y disciplinas financieras a nivel corporativo. Al inicio de su carrera percibía cierta reacción negativa por parte de los clientes, pero lo aduce más a una combinación de que era mujer y de que tenía una corta edad. “Yo empecé muy joven en la industria: me preparaba para explicar, llegaba y la recepción no era muy buena al principio”.

Afortunadamente, la ejecutiva considera que la situación se está transformando, “el mundo es más competitivo y los clientes tienen más opciones. Lo que realmente se busca en la industria de TI es que tenga un impacto diferencial: que la gente llegue con soluciones”.

¿Qué aportan las mujeres al ambiente de trabajo?

Las tres participantes coincidieron en la importancia de promover el trabajo en equipo. Para Mercado, lo más importante es la gente. “Los negocios se hacen con gente. Cuando llego a una empresa, lo primero que busco es tener un buen equipo de trabajo para lograr los objetivos planteados”.

Mair coincidió en la importancia de “cambiar el yo por el nosotros. Hablar de equipo, desarrollar a la gente, darle rienda”. Mientras que Ballesteros destacó que cuando se genera empatía, se establece confianza. “Muchas veces lo que yo busco es tener ese nivel o ese potencial, esa confianza para desarrollar nuevos skills en las personas, ver las cosas y aprender”.

 

Maricarmen Ballesteros

¿Una cuota obligatoria de mujeres en los Consejos administrativos?

Sí. De nuevo coincidieron las participantes al destacar lo positivo que sería eso, pero, partiendo de una base en la que haya más mujeres contratadas en la industria IT.

Mair indicó que hoy en México 6% de los Consejos Directivos tienen mujeres. “En otros países suceden cosas diferentes: La semana pasada, California emitió una ley que indica que debe haber por lo menos una mujer en cada Consejo. En Finlandia es obligatorio que 30% de los consejeros sean mujeres. Pero yo soy de la opinión de que no debe ser obligado, porque puede ser que haya una mujer porque teníamos que tener una y no necesariamente llegó por su capacidad”.

Mercado consideró que habría que aumentar el número de mujeres que se contraten. “Si el porcentaje es bajo, a la hora que llegas a elegir a los integrantes de la Junta hay menos mujeres que tienen la posibilidad de llegar. Necesitamos ser más sensibles desde la etapa de contratación –y aquí necesitamos a los hombres, para que supervisen que se contrate en sus empresas el mismo número de hombres y de mujeres, incluso, tal vez un poco más de ellas para que se les dé más oportunidad”.

Ballesteros afirmó que hoy, en varias empresas, incluso de tecnología, es necesario buscar la diversidad para llegar a los objetivos que se persiguen.


Comentarios

Deja un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

Obtenga acceso a información exclusiva, reportajes, notas de actualidad y el análisis de las tendencias con el mayor rigor periodístico.

Suscribirse

Para accender a este y más contenido es necesario registrarse o acceder a su cuenta.