Inicio / Sudheesh Nair, presidente de Nutanix: “La base de la relación proveedor-cliente ya no existe, ahora es una alianza de innovación tecnológica”.

Sudheesh Nair, presidente de Nutanix: “La base de la relación proveedor-cliente ya no existe, ahora es una alianza de innovación tecnológica”.

Por: Christopher Holloway | junio 11, 2018


En entrevista exclusiva con IT Masters Mag, Sudheesh Nair, presidente de Nutanix, reflexiona sobre el momento en el que se encuentra la compañía, la tóxica cultura a la que Silicon Valley se está enfrentando desde hace algunos años y cómo el centro de datos es una figura que está desapareciendo tal y como se le conoce hoy en día. A apenas un mes de su principal evento anual, Nutanix .Next, la empresa especializada en hiperconvergencia está próxima a dar un paso importante, entrando al mercado de la nube pública, y lleva sobre los hombros la carga de ser una compañía joven, con menos de una década de existencia, pero estar creciendo a más del 50% año a año. ¿Cómo se está enfrentando a estos retos y cuál es la visión que Nair tiene para el futuro de la compañía?

-¿Qué te mantiene despierto en las noches? ¿Cuál es la lucha más dura que está teniendo Nutanix en este momento?

Creo que hay dos cosas, una es interna y la otra es externa. La interna es un poco obvia: la compañía está creciendo 57% según lo que anunciamos el trimestre anterior, y el crecimiento es a veces una espada de doble filo. Por un lado es fantástico, pero también podría crear paradojas: mientras más creces las cosas más se complejizan, y mientras más complejas son más lenta se vuelve tu empresa.

Aunque ya seamos más de 3,500 personas aún somos una empresa joven, con 8 años de existencia. Por fuera Nutanix se ve cada vez más grande, pero internamente la compañía no ha construido todos los procesos necesarios para ser una “compañía grande”. Por eso, mientras estamos adquiriendo otras empresas necesitamos descubrir cómo escalar sin perder nuestra agilidad, y eso es un desafío real: tiene que ver también con cultura, con inclusión, con comunicación, y eso tarda en madurar. Diría que somos una compañía adolescente.

Ahora, a nivel externo, nunca nos hemos concentrado mucho en la competencia, sino en lo que los clientes están experimentando. Ahora nuestros clientes están viviendo un cambio respecto a lo que sus propios clientes quieren. Lo que esperabas de un banco hace cinco años era que el dinero estuviera seguro y que contaras con buenas tasas de interés, hoy en día quieres facilidad de uso: no tener que ir a una sucursal bancaria, sino que hacer todo en tu móvil. Pero todo es cada día más complejo para nuestros clientes, así que ese nuestro reto a nivel externo: simplificar la historia.

-Silicon Valley está en un momento bastante extraño, solíamos ver a las compañías tecnológicas bajo un prisma de nobleza y en una búsqueda del bien común. Sin embargo, la competencia ha sido tanta y tan rápida que nos estamos enfrentando a escándalos como los de Uber en su cultura interna y el de Facebook en su manejo de la privacidad de datos. ¿Cómo ha afectado este escenario a la cultura de Nutanix?

No creo que Silicon Valley haya cambiado fundamentalmente. La diferencia es que la tecnología se volvió mainstream, entonces el área que está expuesta el escrutinio público es ahora mucho más grande. Creo que esto plantea dos territorios que tenemos que trabajar: ética del negocio y el significado real de diversidad.

A nivel de ética, como cualquier negocio, Silicon Valley está movido por ganancias. Pero cuando tu negocio está impactando la vida de las personas de forma radical es necesario que encuentres un equilibrio entre ese impacto y el negocio mismo. Por eso es que compañías como Facebook están atravesando una etapa de auto-descubrimiento. Es fácil decir que no quieres “hacer el mal”, que solo quieres “conectar a las personas”. Pero cuando el producto son las personas mismas, su información, el balance que mencioné es fundamental; es donde el gobierno se va a involucrar, creo que es el único camino posible para esta historia.

Por otro lado, cuando hablamos de diversidad estamos utilizando las mismas reglas desde hace 20, 50 años, en donde la meritocracia tiene más peso que la diversidad. Silicon Valley se protege bajo ese principio, “no necesitamos diversidad, porque tenemos un sistema basado en el mérito”. Eso es como ir solo al mismo restaurante todos los días y asegurar que ese es el que tiene la mejor comida: no tienes forma de comparar.

Pero ahora, en carreras STEM, solo por poner un ejemplo, hay más mujeres graduándose que nunca antes. La oferta es más amplia y Silicon Valley debe ubicar a la diversidad en el tope de sus prioridades. Una vez ahí se puede aplicar la meritocracia, pero si no se fuerza a que el “pozo de talentos” sea más diverso: con géneros, etnicidades y transfondos distintos, entonces no va a haber ningún cambio. Es un crítica muy válida a cómo la industria está haciendo las cosas y compañías como Nutanix no son inmunes a eso.

Sudheesh Nair, en su reciente keynote en .Next.

-Has hablado mucho de la importancia del caos en la creatividad y la innovación. ¿Podrías desarrollar un poco esa idea y cómo afecta (o debería afectar) a las compañías?

Piensa en el ciclo de disrupción en tecnología, solía ser de diez años: si comprabas un producto podrías tenerlo funcionando por diez años y no habría problemas. Pero ahora las cosas cambian tan rápido que si eres el cliente no tienes una alternativa, debes seguir avanzando, obteniendo lo más reciente en ciclos cada vez más cortos. Entonces, para vendedores como nosotros la pregunta es ¿cómo nos mantenemos delante de la innovación? La única forma es acelerando tu velocidad, pero mientras más rápido vas más errores cometes.

No podemos llegar con un cliente, venderle un producto y asumir que todo va a funcionar. Es necesario ser honesto y decirle: mira, esto no es una relación de comprador-vendedor. No voy a venderte algo y salir corriendo. Tú necesitas tecnología nueva, nosotros necesitamos innovar. Vamos a aliarnos en este proceso y crear nuevas cosas. Algunas no van a funcionar, pero te prometo que cada vez que la tecnología falle vas a tener a la gente indicada detrás. Y esta alianza se extiende hasta el soporte: si tus clientes están descontentos es también mi responsabilidad. La base de la relación de proveedor-cliente ya no existe, ahora es una alianza de innovación tecnológica y eso es lo que quiero comunicar. En ese contexto todo va a ser más caotico y no puedes dejarle todo a la automatización y a la inteligencia artificial. Las personas importan, la confianza importa y las relaciones importan. Debes construir ese puente antes de comenzar una relación de negocios.

-Una de las consecuencias más importantes del avance de la tecnología, y principalmente de la automatización, hoy en día es la reducción de la fuerza de trabajo. Los humanos no pueden luchar contra robots y agentes virtuales en una economía basada en los costos. ¿Cuál es tu aproximación a esta situación, considerando que Nutanix es también un habilitador para la Inteligencia Artificial?

El mundo está en una agitación sin precedentes en este momento: Venezuela, Brexit, el gobierno de Estados Unidos, y todo está pasando por razones similares. No importa lo que se diga, los trabajos del pasado no van a regresar. Las plantas de acero no van a volver, y aún si regresaran lo más probable es que tendrían 200 empleados en lugar de los 20,000 de antaño. Si visitas la planta donde se manufacturan los Tesla ves a 8 o 10 seres humanos, el resto son todos robots. Así que no hay una respuesta clara en términos de qué va a pasar con los trabajos que la gente solía hacer. Pero esto ha pasado antes, se van a crear nuevos trabajos pero van a ser más especializados, así que la educación será ahora más importante aún.

Las buena noticia es que puedes ser un niño creciendo en Nigeria o Kenya y aún así es probable que tengas acceso a tecnologías e información muy avanzada. El campo se está nivelando para la educación, pero de cualquier formas debes darle las oportunidades a las personas para que aprendan y crezan, algo que no necesariamente está pasando aún.

-Nutanix está muy próximo a lanzar su servicio de nube pública, que para todos los casos es un paso muy importante. ¿Qué están intentando resolver con esto y qué espacio queda para innovar y evolucionar una vez que esto sea concretado?

No estamos diciendo que vamos a desplegar un servicio de nube pública, lo que queremos en realidad es construir una experiencia sin fricciones para las aplicaciones entre off-premises y on-premises. Bajo esa filosofía nos parece lógico crear un Nutanix que funcione como stack, que pueda ser rentado y no solamente estar on-premises. Pero si lo piensas, hay muchísimo que construir ahí: administración de identidades, seguridad, autorización, logging… ¡son muchas piezas!

Pero una vez que lleguemos ahí todo cambia.

Si lo piensas, hoy en día, ¿qué es un centro de datos? Es un edificio aislado con refrigeración, con un gran gasto energético, etcétera. Pero esa concepción no va a existir en el futuro, porque el centro de datos es en donde los datos se crean, hoy en día los datos se crean en tu teléfono, se crean a la mitad de una plataforma petrolera en el océano. Cada vez son más y más datos. Es el caso de los autos autónomos, no vas a generar código para que recopilen y aprovechen menos información: necesitas que todos los datos que puedan ser creados sean en efecto creados y procesados; así vas a prevenir los accidentes, no reduciendo la información.

Hablando de manera conservadora, un Tesla debería generar diez veces más información en su próxima versión de lo que genera ahora. Ese es solo un ejemplo, pero esto aplica a casi todos los negocios que existen hoy en día. Entonces, no puedes depender de que la información se mueva al centro de datos y ahí sea analizada y produzca una respuesta. No hay suficiente ancho de banda, no es eficiente a nivel de costos. No puedes mover los datos al on-premises, así que tienes que mover el procesamiento a los datos mismos.

Este es un problema muy grande y muy difícil. Por supuesto que el centro de datos seguirá ahí, pero hay miles de potenciales lugares en donde se estarán creando los datos y cada uno de ellos debe volverse parte de la nube para tener alguna utilidad. ¿Cómo proteger esos datos? ¿cómo administrar los ciclos de vida? Esto va a tomar mucho trabajo antes de que se vuelva 100% administrable, pero con este lanzamiento estaremos dando un paso en lo que creemos es la única dirección posible.


Comentarios

NEWSLETTER

¡No se pierda todos los acontecimientos interestantes!
Únase a nuestro boletín de noticias

Selección Editorial / Trending