Agustín Palacios, director general de Veritas México: “La transformación de la compañía ha sido radical”

En los últimos tres años, Veritas ha logrado transitar de los sistemas legados y on premises a software de administración de datos multi nube y almacenamiento definido por software. En México, el corporativo contrató al experimentado Agustín Palacios para la orquestación de las nuevas estrategias.  

Desde su privatización en 2016 ha habido muchos cambios al interior de Veritas, firma reconocida como líder de mercado de software para back up y recuperación, software para archivo de datos y almacenamiento definido por software. La rápida evolución de la tecnología digital y las nuevas necesidades de los clientes han obligado a Veritas a virar hacia una plataforma de nube. Sin embargo, mientras corregía el rumbo, otras compañías comenzaron a acaparar los reflectores, como Veeam, Rubrik y Cohesities, entre otros.

La subsidiaria en México no ha sido inmune. Apenas hace un mes hubo un relevo en la dirección general y tomó las riendas el joven, pero experimentado ejecutivo, Agustín Palacios, quien dirigió al rival Commvault en la región latinoamericana de habla hispana, y previamente ocupó puestos directivos en Hitachi Data Systems y Oracle.

De manera franca y objetiva, Palacios reconoció que será necesario acelerar el ritmo y comunicar mejor la nueva visión de la compañía a los clientes. En cuanto a su diagnóstico inicial, el entrevistado comentó: “Yo creo que la transformación ha sido radical. Nos quitamos la arrogancia comercial para transformarla en capital hacia el cliente. Tenemos mucho talento en la empresa que no se dejaba ver. Ahora su labor será hablar con el cliente para detallar el amplio portafolio de servicios de data management que ofrecemos, al tiempo que nos volvemos expertos en su negocio. Veritas trata de volverse un mejor socio para el cliente final y los partners. Entre las cosas que podemos hacer están: manejar el riesgo, reducir el costo y acelerar tiempos de salida al mercado”.

La tarea que Palacios tiene por delante es muy ambiciosa, pero él confía en el equipo local y en una nueva cultura que ha permeado desde el corporativo.

Una restructuración profunda

Luego de la adquisición de Veritas por parte de Carlyle Group hace tres años, la compañía dejó de cotizar en bolsa para convertirse en una empresa privada, con las ventajas de poder hacer y tornar sin escrutinio por parte de los quisquillosos analistas de Wall Street. En este periodo, el mando ejecutivo ha pasado de Bill Coleman quien desarrolló una estrategia de plataforma de nube, al de Greg Hughes, nombrado CEO el año pasado. Se rumoró en los medios que a Hughes le tocaría maximizar el valor de la inversión a través de recortes de personal y de una reestructuración profunda para obtener rentabilidad lo más pronto posible. De acuerdo con Palacios, solo se trató de rumores en lo que hace al personal, pues la empresa mantiene más de 7,000 empleados a nivel mundial.

“La rentabilidad ha venido de cuidar la base de renovaciones de cuotas de mantenimiento, la retención de los clientes y buscar proyectos más estratégicos y menos transaccionales. Veritas atiende a las empresas más grandes: 86% de las empresas del Fortune 500 son clientes de Veritas. [Es cierto que]hubo más foco en la adopción de cloud por parte de nuestros clientes y nosotros éramos percibidos como una compañía de software legacy”, explicó Palacios.

Previamente, Bill Coleman había logrado darle la vuelta a un negocio de software legado que consistía principalmente de respaldo y recuperación en sitio, para convertirlo en una franquicia de administración de datos multi nube y almacenamiento definido por software. “Esta compañía ahora tiene la cultura de un startup, ganadora y primera en llegar al mercado”, dijo Coleman en una entrevista a TheCUBE.

Agustín Palacios, director general de Veritas México.

Palacios asegura que esa cultura ha permeado hasta la oficina de México. “Ahora es un startup pero con un legado de experiencias, clientes, base instalada y con productos muy innovadores. Se hicieron inversiones muy importantes en desarrollo. No compramos compañías y armamos un Frankenstein, sino con nuestras áreas de R&D estamos innovando en nuestro portafolio”, abundó el ejecutivo. Cabe hacer notar que la subsidiaria mexicana fue establecida en 2010 ya operando en forma independiente de Symantec, su anterior dueño.

Una de las transiciones más difíciles para cualquier compañía que pasa del software legado a una plataforma de nube es transitar de las rentas por licencias de mantenimiento a un modelo de suscripción.

De acuerdo con el entrevistado, la base instalada en México no ha sufrido ningún cambio y continúa manteniendo la compra vía capex. “Los clientes están reticentes a moverse de la titularidad de sus productos a un modelo de suscripción de un software que es crítico para las operaciones. En los prospectos, en cambio, sí han hecho eco los modelos de suscripción”, abundó Palacios, quien añadió que aún tienen una proporción de 80-20 bajo el modelo de licencia.

Los productos del nuevo portafolio permiten cualquier modalidad y que el software sea el que dicte la inversión, pues es agnóstico al hardware o la infraestructura. El software defined storage permite manejar cualquier plataforma sin afectar los datos.

 

Rápidos y furiosos rivales

Ante el rápido crecimiento de otras compañías del mercado y la aparición de nuevos competidores del mismo segmento, Palacios puntualizó que la administración de datos tiene nichos. “Nosotros nos vemos muy fuertes porque ninguna otra compañía tiene la variedad que tiene Veritas: manejar analíticos desde los respaldos de datos, conectar con políticas de GDPR y dominar políticas en ataques cibernéticos. No he visto otro competidor que ofrezca todos los beneficios al cliente”, afirmó.

Con más de 50,000 clientes a nivel mundial, Veritas ha forjado alianzas con Google, Microsoft, e IBM, entre otros, lo que le permite ir más lejos que un jugador de nicho. “Somos agnósticos a las plataformas. Somos expertos en cuidar el activo más relevante: el dato. Queremos ser aún más relevantes”, dijo contundente.

Para su fortuna, si algún sector está creciendo es el de administración de los datos. Veritas ha decidido enfocarse en los sectores que más consumen y generan data: el financiero, el de telecomunicaciones y el de Gobierno, con comercio y manufactura como la cuarta pata de la mesa, a decir de Palacios. “Pocas empresas ofrecen soluciones como la nuestra.”

Palacios, además, contará con recursos, pues dijo que el corporativo está invirtiendo en México, un mercado que crece al 10% anual.

Finalmente, el ejecutivó lanzó una invitación: “La actitud renovada de Veritas apunta a estar más cerca de clientes y canales. Queremos que se acerquen para platicar de las nuevas tecnologías, de cómo habilitamos áreas de ahorro y eficiencias que nadie más puede generar. No estamos en el legacy, sino en multi cloud, el big data y las oportunidades que el IoT genera.”

Mónica Mistretta

Mónica es fundadora, presidenta y directora general de Netmedia. Su trayectoria periodística inició en la revista Expansión. Ha sido editora y creadora de publicaciones especializadas en IT durante más de tres décadas. Escribe su columna “Contraseña” desde inicios de la década de los 90, misma que sigue vigente en su blog personal. Ha sido conductora, moderadora y conferencista en múltiples foros de la industria, y ha entrevistado a decenas de líderes de las principales compañías del medio.

Related posts

Deja un comentario