Julio Velázquez, director general de Google Cloud: “La pregunta de los CEO sigue siendo ¿por dónde empiezo?”

El momentum de Google es indiscutible, al grado de que los analistas financieros han decretado que la compañía está bien posicionada para soportar cualquier recesión, gracias a su equilibrada balanza de resultados y toneladas de flujo libre de efectivo.

Por su parte, Google Cloud Platform (GCP) creció en ventas 44% a $5,800 millones de dólares durante el primer trimestre de 2022, comparado con el mismo período del año anterior, aunque con una pérdida operativa de $931 millones, un poco por arriba que el trimestre anterior. La explicación a esto reside en su continua reinversión en infraestructura e investigación y desarrollo.

Con todo, GCP tiene retos que atender. Aún está lejos de sus principales competidores: AWS representó 33% de la infraestructura de nube, Azure 22% y GCP 9% en 2021.

Cabe recordar que llegó más tarde que sus competidores con su oferta de nube, por lo que tiene un número más limitado de servicios y carece de la cobertura global de centros de datos de AWS y Azure.

Otras limitaciones residen en el número de lenguajes de programación que ofrece y, hasta antes de la liberación de Anthos en abril de 2019, era difícil para los usuarios de GCP transitar hacia otras plataformas de nube.

Más allá de todo lo anterior, quizá uno de los retos más importantes es conseguir que las empresas adopten el concepto de nube, como reconocen la mayor parte de los proveedores, incluido por supuesto el propio Google Cloud en México.

“Estoy gratamente sorprendido de cómo se han tecnificado los CEO. Conocen la importancia del uso de los datos, de la seguridad de la información y la importancia de innovar. La pregunta es ¿por dónde inicio?”, declaró Julio Velázquez, director general de Google Cloud en México, en entrevista.

Y añadió: “A diferencia de las otras ofertas de nube nos interesa más ayudar a redefinir la jornada digital. Eso lo hacemos con base en datos, porque es nuestra vocación desde que nació la empresa. Indexar la data del mundo requiere una gran inteligencia en el modelo de negocio. Esa capacidad de datos, de machine learning, nos permite hacer una diferenciación en la oferta, porque también queremos transformar el negocio.”

Mexicanos a buen ritmo

De acuerdo con una reciente encuesta realizada por Google, a través de IDG en México, 60% de las organizaciones han adoptado soluciones de nube y existen 10% de empresas nativas digitales.

Siete de cada 10 empresas se declaran digitalmente maduras. Cada vez hay nuevas posiciones en torno a IT, como los CTO, los CDO o los directores de innovación. Y cada seis de 10 compañías mexicanas aceleraron o lanzaron nuevas iniciativas digitales durante la crisis de los últimos dos años.

“Estamos en buen momento”, comentó al respecto Julio Velázquez, quien previamente trabajó 18 años en IBM.

El crecimiento de GCP tanto en México como a nivel global en este periodo ha provenido del retail, pues muchos debieron adoptar la nube para afrontar la nueva demanda online, pero también las instituciones financieras lo hicieron, las Fintech, los bienes de consumo y la manufactura.

A decir de Velázquez, Google ha recortado el gap con su más cercano competidor, pero añade que la diferenciación será la entrega del servicio.

“El negocio de nube sigue un modelo bajo consumo y basado en la experiencia. Si logramos que los clientes puedan acelerar su transformación, que trasladen valor con mayor rapidez, que tengan un enfoque One Google, por ejemplo, que utilicen mapas para su estrategia logística de última milla, que conozcan mejor a sus clientes, que incorporen la AI en las decisiones de negocio, en eficiencias en líneas de producción, cualquier que sea la vertical es la que nos va a diferenciar. Por eso estamos obsesionados por verticales. Hacemos proyectos técnicos y de infraestructura, pero nuestra aportación estará en escuchar al cliente ayudándolo a adoptar las nuevas ideas en la nube, que inicien de manera digital”, abundó el ejecutivo.

Cambios de arquitectura

Debido a la forma en que fue concebido Google, su infraestructura estaba orientada a poner información en la punta de los dedos de usuarios finales y pensada para mover cargar de nube entre las distintas plataformas y la nube privada, un reto que enfrentaba la compañía antes de la llegada de Thomas Kurian al mando de Google Cloud.

De inmediato, Kurian comenzó a hacer énfasis en un cambio de arquitectura en la infraestructura de Google.

“A medida que crecemos se abren nuevos centros de datos en el mundo. Google promueve las arquitecturas abiertas. Somos los inventores de kubernetes, que tanto en ambientes híbridos permite ir modernizando y actualizando las aplicaciones, como el caso de la banca, donde hay muchos sistemas legados”, señaló Julio Velázquez.

En 2019, después de la llegada de Kurian, se lanzó Anthos, para mover cargas en tiempo real a cualquiera de las otras dos nubes. “Gracias a ello el usuario controla el costo, para no correr todo en la misma nube. Llevamos a la realidad lo que ofrece la nube como concepto: flexibilidad, elasticidad y certeza de la operación. Estamos siendo bien percibidos”, afirmó convencido.

Dijo, además, que llevar en el nombre plataforma obedece a que su nube incluye su ecosistema de aplicaciones, el buscador y la tienda en línea de aplicaciones. “La clave de nuestro éxito es facilidad de uso, siempre pensando en el usuario final.”

Boeing reparte megaacuerdo de nube entre AWS, Google Cloud y Microsoft

“Hay un déficit de talento”: Julio Velázquez

Otra de los temas iniciales que enfrentó Kurian fue la capacidad de Google Cloud de atender al mercado empresarial, no desde el punto de vista técnico, sino de escala, sobre todo hacia las pyme. De ahí que se haya acelerado la contratación de personal a nivel mundial. Tan solo en el primer trimestre, la compañía sumó 7,400 personas para roles técnicos y de ventas.

“En México estamos contratando también talento técnico, pero sobre todo profesionistas que sepan de industrias, de verticales”, añadió Julio Velázquez.

En abril 2020 se creó un área de soporte técnico en el país que da servicio geográficamente para atender Norteamérica y Sudamérica. “Estamos desarrollando el ecosistema de integradores de sistemas globales y también empresas de nicho capacitadas y especializadas.”

Con algunos clientes, como Herdez, Liverpool, GNP, Coppel y Farmacias del Ahorro, Velázquez comentó que están creando “la siguiente ola de servicios de industria”. El ejecutivo dijo estar ocupado en garantizar hacerlo de manera ágil y con alto impacto.

“Queremos asegurarnos de trasladar el conocimiento y ayudemos a formar talento. Hay un déficit de talento, de ingeniería. A nivel mundial hemos entrenado a cinco millones de desarrolladores. Y en México sumamos ya una gran cantidad. Es una tarea constante formar talento”, subrayó.

Google Cloud México también se acerca a las universidades, como el programa STEM para mujeres que lanzó el año pasado, porque la compañía enarbola la inclusión y la diversidad.

“Busco acelerar esta labor y mantener el ritmo, para que nos vaya bien en el país, algo que comparto con nuestros competidores”, concluyó Velázquez con convicción.

Mónica es fundadora, presidenta y directora general de Netmedia. Su trayectoria periodística inició en la revista Expansión. Ha sido editora y creadora de publicaciones especializadas en IT durante más de tres décadas. Escribe su columna “Contraseña” desde inicios de la década de los 90, misma que sigue vigente en su blog personal. Ha sido conductora, moderadora y conferencista en múltiples foros de la industria, y ha entrevistado a decenas de líderes de las principales compañías del medio.

Related posts

Deja un comentario