Así ayuda la inteligencia artificial al oleoducto más grande de Estados Unidos

Colonial Pipeline, el oleoducto de productos refinados más grande de Estados Unidos, usa una base de datos de Accenture patentada, impulsada por inteligencia artificial (AI, por sus siglas en inglés), que ayuda a reducir las tarifas de servicios eléctricos regulados y desregulados para su sistema de oleoductos interestatales.

Accenture explicó en un comunicado que su Sistema de Seguimiento de Servicios Públicos (UTS, por sus siglas en inglés) es una base de datos patentada de aproximadamente 30 millones de facturas anónimas que la compañía ha acumulado durante más de 20 años.

El UTS fue creado para identificar opciones de tarifas de energía en todo el mundo. “Utiliza información y automatización impulsadas por AI como parte de la plataforma SynOps de Accenture para mejorar continuamente la eficiencia y la confiabilidad de las recomendaciones de ahorro de tarifas de electricidad”, explicó.

Los conocimientos generados por UTS le sirven para evaluar las facturas de energía para las operaciones en aproximadamente 80 estaciones de bombeo de Colonial Pipeline.

El oleoducto, que se hizo famoso por haber sido víctima de ransomware el año pasado, cuenta con un sistema de tuberías de más de 8,851 kilómetros, que entrega aproximadamente 380 millones de litros de productos de petróleo refinado diariamente a los mercados del sur y este de Estados Unidos.

Universum estrena huerto con inteligencia artificial e internet de las cosas

Apuntan hacia las energías verdes

Gracias a la inteligencia artificial, Accenture presenta a la compañía energética opciones de menor costo en tarifas, por ejemplo, costo reducido por kilovatio-hora, y luego trabaja con las empresas de servicios públicos para ayudar a implementarlas.

El gerente de Administración y optimización de energía de Colonial Pipeline, Tony Leo, dijo que esta iniciativa “ha mostrado resultados alentadores desde el principio y debería continuar ayudándonos en nuestra revisión integral de todas las cuentas de servicios públicos en nuestro sistema”.

Agregó que confía en continuar su asociación a medida que puedan identificar oportunidades para la transición a energías renovables para alimentar sus estaciones de bombeo.

En ese sentido, el director ejecutivo de grupo de Accenture Operations, Yusuf Tayob, dijo que buscarán avanzar en este proyecto para evaluar cómo Colonial Pipeline puede comprar energía verde, que impulsa cada vez más la infraestructura a medida que los consumidores y las partes interesadas exigen un aire más limpio y un menor impacto ambiental.

Esta colaboración, añadió, “es un gran ejemplo de cómo las inversiones a largo plazo de Accenture en tecnologías ayudan a los clientes a profundizar la resiliencia empresarial en medio de las condiciones cambiantes del mercado”.

Related posts

Deja un comentario