ROI Reality Check: El CFO y CIO moderno, trabajando juntos para resolver problemas comerciales

Los robots no son inteligentes, la automatización robótica de procesos (RPA) no solo sirve para reducir costos, la automatización no necesariamente va a reemplazar a las personas, los proyectos de RPA pueden ser fáciles de implementar y no es necesario realizar una reingeniería de procesos antes de lanzarse al mundo de los robots en la empresa. Esos fueron algunos de los mitos que comenzó resolviendo Paula P. Carneiro, directora de desarrollo comercial y relaciones con socios de WonderBotz, en el marco del 4°. IT Masters Forum, en Cancún.

La experta en automatización aclaró que no es una persona clásicamente tecnológica y no sabe programar, pero que sin embargo su trabajo es jugar con robots todo el día y pensar en cómo utilizarlos para mejorar los procesos de todo tipo de organizaciones.

La implementación de RPA o de IPA (Intelligent Process Automation) ha tenido un crecimiento meteórico en los últimos años (Deloitte indica que en 2020 72% de las empresas estaban por lo menos comenzando el camino hacia su implementación) debido a su capacidad de automatizar tareas repetitivas, ahorrar costos en diversas áreas y liberar a las personas para tareas más creativas.

Pero esto no se ha traducido en un camino más fácil para plantear los proyectos a la dirección, y en especial las áreas financieras suelen presentar obstáculos. ¿Por qué sucede esto y cómo cambiarlo? Para Carneiro, uno de los puntos principales es que no se entiende qué son los robots y qué hacen. Ese debe ser el primer punto a tratar cuando se presenta uno de estos proyectos en la empresa.

“Los botz ejecutan tareas individuales que pueden ser combinadas para formar procesos individuales de extremo-a-extremo. Pueden realizar tareas como identificarse y usar cualquier aplicación, mover archivos y carpetas, leer y escribir en bases de datos, scrapear información de la web, conectarse a APIs, extraer contenidos de documentos, abrir correos y adjuntos, y realizar operaciones de cálculo, entre otras”.

Con las cartas sobre la mesa, la tarea es presentar cómo estos actos resuelven no solo problemas particulares sino que pueden englobarse en una estrategia más extendida de hyperautomatización. La hiperautomatización es una aproximación hacia la transformación digital con un foco duro en el negocio. “Es más un camino programado que un proyecto específico, y por lo mismo debe implicar plataformas, tecnologías, procesos y cultura organizacional”.

En ese contexto de cambio, uno de los elementos que sirve aclarar es que “los robots son amigos”. Los procesos de RPA y IPA deben poner a los robots a trabajar junto a los humanos, hombro a hombro. Mientras un trabajador puede realizar acciones rápidas y reutilizar recursos, un robot puede mapear los procesos; mientras un humano puede recopilar y sintetizar información un robot puede hacer minería de procesos; cuando un humano cuenta con inteligencia y poder de elección, la máquina puede descubrir nuevos procesos y eficiencias en los procesos. La hiperautomatización es un equipo de nueva generación que, de acuerdo con Gartner, podría reducir los costos operativos en 30% para el 2024.

Las reducción de costos sin duda es un punto de venta importante para el CFO, pero para Carneiro, es más importante evidenciar cómo la transformación beneficiará a la organización completa. Y no solo cuando ya se llegue a la meta. Gracias a las soluciones de robótica ofrecidas por el mercado, no hace falta que se realice una preparación de años y una reingeniería completa para comenzar a usar robots. La experta de Wonderbotz recomienda hacer un análisis de los procesos y automatizar todo lo que sea similar, lo que reste después de eso ya es un problema que hay que afrontar con otro enfoque, pero con ese paso dado ya se puede obtener la confianza de la dirección.

“En un periodo de 6 meses se puede generar un proyecto de automatización que presente beneficios, sin importar la industria. Si no hay entusiasmo en otras unidades de negocios, es fácil implementar proyectos de RPA que evidencien los beneficios en corto tiempo y que incluso logren generar márgenes para reinvertir en la organización. Si además se cuenta con el apoyo de la administración y se permite escalar con rapidez, los beneficios son imposibles de ignorar”, aclara.

 

 

 

http://salalacalleymuere.tumblr.com

Director editorial de IT Masters Mag. Experto en gatos, libros y en los intrincados procesos tecnológicos que atraviesan el funcionamiento de las sociedades en todas sus expresiones.

Related posts

Deja un comentario