El mundo inteligente que soñamos podría ser realidad en menos de 10 años

En un concienzudo estudio comisionado por Huawei, la compañía describe una serie de profecías unificadas por la teoría de la información económica. Resultado de miles de talleres, con participación de expertos, socios y hasta rivales, el estudio ofrece una visión de la economía global donde el conocimiento es sinónimo de riqueza y la única limitante es nuestro recurso más escaso para seguir aprendiendo: el tiempo.

El ser humano está siempre en busca de oráculos. Deseamos descifrar el futuro, prepararnos para las oportunidades o protegernos contra los infortunios. El reporte Huawei Intelligent World 2030 representa un atisbo de cómo se verá el mundo en ocho dominios: cuidado de la salud, alimentación, vivienda, transportación, ciudades, empresas, energías y confianza digital. Detrás están las tecnologías de información de nueva generación: la salud será computarizada; la gente gozará de una mejor calidad de vida; la producción de alimentos puede ser mejorada por datos; las ciudades serán más habitables; los edificios serán más verdes; los viajes más convenientes que nunca; las industrias más inteligentes; y la confianza estará más disponible entre la sociedad. 

Para hacer posible dichos objetivos será necesario partir de fundamentos basados en infraestructura de red y una transformación digital. La penetración de internet ha alcanzado 52% a nivel mundial y continúa creciendo a un ritmo de 3% en promedio anual. En la siguiente década, el número de usuarios de internet seguirá aumentando en países en vías de desarrollo y para el año 2030, se estima que 70% de la gente tendrá acceso a internet. El número de conexiones de red incrementará aún más rápido. El IoT ha crecido a una tasa de 10% anual en la última década, con lo que el número de cosas conectadas ya excede el número de personas interconectadas. 

Como advierte en su introducción al reporte Wu Hequan, director del Comité Consultivo de la Sociedad de Internet de China y miembro de la Academia China de Ingeniería, para asegurar que las redes puedan responder a los futuros requerimientos se han hecho esfuerzos en tecnologías de redes. La migración hacia IPv6 permitirá aplicaciones de sensores y señalización en banda, sobre los que nuevos protocolos de ruteo pueden ser desarrollados para tolerar servicios de baja latencia y alta confiabilidad. Los protocolos flexibles de internet pueden ser usados para hacer redes adaptables a los servicios que transportan.

Hequan escribe: “Como su título sugiere, este reporte es solo un pronóstico; muchas incógnitas permanecen por delante. Las proyecciones de este reporte pretenden ser una referencia para los científicos y tecnólogos profesionales, para ayudarles a visualizar el futuro mundo inteligente. El reporte está dirigido a estimular un pensamiento innovador y exploraciones en tecnologías disruptivas para enfrentar los retos que se avecinan.”

A continuación, un resumen ejecutivo, aunque sugiero la lectura del reporte completo aquí

Pronóstico para el cuidado de la salud:

Los biosensores sensibles estarán en amplio uso y datos masivos de salud serán almacenados en la nube, permitiendo que la salud sea computarizada. La gente podrá manejar su estado de salud proactivamente y cambiar su enfoque a uno preventivo. Gracias a tecnologías como IoT e inteligencia artificial (AI), los tratamientos personalizados serán una realidad. Los dispositivos médicos portables permitirán a la gente acceder a servicios coordinados de telemedicina desde la comodidad de su domicilio.

Pronóstico para la alimentación:

En 2030 se estarán produciendo visualizaciones gráficas de datos que harán posible la agricultura de precisión. La recolección de data permitirá controlar factores que afectan el crecimiento de los cultivos, como la temperatura y humedad, de manera que se puedan construir granjas verticales inmunes a las inclemencias del clima. Las tecnologías de impresión en 3D también permitirán el diseño de carne artificial de acuerdo con el gusto y los requisitos dietéticos. Para el 2030, se construirán sistemas de alimentación más resilientes y sostenibles, basados en datos duros en lugar de los caprichos de los cielos.

Pronóstico para la vivienda:

Ya no tendremos que vivir en desorden. Podremos manejar nuestras posesiones con un catálogo digital basado en una red de 10 Gbps, hologramas y otras tecnologías. Los sistemas de entrega automática llevarán ítems caseros de bodegas compartidas a nuestra puerta donde quiera que los necesitemos. Sistemas de manejo inteligente que controlan nuestros alrededores físicos para interacciones automáticas significarán que los edificios en los que vivimos y trabajamos pueden producir cero emisiones de carbón. 

Sistemas operativos de siguiente generación IoT permitirán que las personas vivan y trabajen en ambientes adaptables que entienden sus necesidades.

Pronóstico para transportación:

El sistema de transporte en 2030 gozará de diversas innovaciones. Los vehículos con energía verde y la tecnología de manejo autónomo proveerá una tercer espacio a la movilidad. El despegue y aterrizaje vertical (eVTOL) de las aeronaves permitirá rescates de emergencia más rápidos, reducirá los costos de entrega de insumos médicos de emergencia y podría incluso cambiar la forma en que la gente se moviliza. Todas estas mejoras requerirán algoritmos de manejo autónomo seguros y estables, efectivos en costo, sensores confiables, redes aero-terrestres estables e integradas, y un cerebro central con un poder de cómputo masivo para el manejo de tráfico. Estas tecnologías serán indispensables para desarrollar vehículos eléctricos autónomos y compartidos que ofrezcan una experiencia de transporte de bajas emisiones de carbón.

Pronóstico para las ciudades:

La difusión de nueva infraestructura digital ofrecerá una mejor administración del ambiente urbano, con más eficiente uso de recursos y un gobierno ciudadano efectivo. Plataformas digitales centralizadas para procesos de gobernanza y servicios permitirán a las administraciones proveer servicios amigables y accesibles para los ciudadanos. Es decir, ayudará a crear ciudades más confortables y habitables.

Pronóstico para las empresas:

La transformación digital en 2030 habrá traído una nueva ola de empresas modernas. Usarán máquinas más productivas, como robots colaborativos, móviles y autónomos. Nuevos modelos de negocio estarán centrados en las personas, con mayor flexibilidad en actividades de manufactura y logística, entre otras. La digitalización ayudará a las compañías a interactuar y monitorear gráficamente sus cadenas de suministro para obtener una mejor resiliencia frente a ambientes dinámicos de mercado.

Pronóstico para la energía:

La energía será más verde e inteligente en 2030. Las plantas generarán electricidad de fuentes renovables en lagos y áreas marinas cercanas. Aparecerá un “internet de la energía”, con tecnologías digitales que conectarán almacenamiento en una red de generación, incluyendo plantas de poder virtuales y una nube de energía. Centros de datos de cero huella de carbón y torres de telecomunicación cero carbón podrían ser una realidad.

Pronóstico para la confianza digital:

En 2030 la confianza digital será un requisito básico para nuestra infraestructura social. Necesitaremos una combinación de medidas técnicas y organizacionales: blockchain, detección de fraudes con AI, y cómputo que refuerce la protección de la privacidad. Lo anterior hará necesario regulaciones de privacidad y seguridad como la Regulación de protección general de los datos (GDPR por sus siglas en inglés). En combinación, estas medidas ofrecerán un mundo inteligente con confianza digital. 

Hasta aquí el resumen ejecutivo, traducción elaborada por una servidora a partir del reporte de Huawei. 

Mónica es fundadora, presidenta y directora general de Netmedia. Su trayectoria periodística inició en la revista Expansión. Ha sido editora y creadora de publicaciones especializadas en IT durante más de tres décadas. Escribe su columna “Contraseña” desde inicios de la década de los 90, misma que sigue vigente en su blog personal. Ha sido conductora, moderadora y conferencista en múltiples foros de la industria, y ha entrevistado a decenas de líderes de las principales compañías del medio.

Related posts

Deja un comentario