Mark Minevich: El futuro es brillante para el CIO y el CTO con el uso de inteligencia artificial

El estado de la inteligencia artificial en 2022 y mucho más allá fue el tema de la disertación inaugural de Mark Minovich, autor de dos bestsellers y experto en inteligencia artificial (AI). 

Nombrado recientemente uno de los 20 principales líderes globales en AI, Minovich delineó un futuro donde los líderes IT podrán evitar una recesión mundial y dominar cualquier disrupción futura si abrazan la innovación donde las máquinas y los humanos trabajan al unísono.

“En México hay crecimiento, cultura, hay un futuro muy brillante. No habrá ninguna recesión que detenga su economía porque los líderes tecnológicos inventan el futuro, son resilientes y harán posible los cambios necesarios. Las recesiones van y vienen, pero la tecnología se queda”, afirmó el especialista.

La economía digital domina la nueva realidad y las empresas que han sido pioneras con el uso y aplicación de AI son las más exitosas, como Microsoft, Alphabet y Facebook. 

El autor de Six Billion Minds  pronosticó que de las compañías del Fortune 500 la mayoría no estará ahí en 10 años.

También lea: “Estamos rompiendo el récord” de asistencia: Mistretta al inaugurar el IT Masters Forum

Tesla, por su parte, o Amazon han abrazado la digitalización y la inteligencia artificial, mientras que líderes gubernamentales como Angela Merkel de Alemania creó en 2020 una fuerza de trabajo para enfocarse en la economía digital, y hoy el resultado está a la vista en productividad y eficiencia en ese país europeo, donde 60% de las empresas son digitales.

El PIB global del 2030 será dominado por empresas fintech, nanotecnología, big data y analíticos, Agritech, máquinas de predicción, ciberseguridad y robótica.

“El trabajo más importante será el trabajo de los humanos y las máquinas; se estima que 52% del trabajo será hecho por máquinas en 2025 comparado con 29% en 2018”, dijo.

En 2021 más de 50% de las interacciones con clientes fueron hechas completamente con AI. Los trabajadores digitales crearán valor por $2,900 millones de dólares, a través de nuevos modelos de distribución punta a punta y mercados reinventados. 

Mark Minovich aclaró que para que lo anterior suceda no basta la tecnología.

 “Se necesitan empresarios también. En todas las industrias, especialmente en la salud y la financiera, se necesitan empresarios que las sacudan. La covid-19 mató a mucha gente en Estados Unidos porque no hubo resiliencia, no usamos los recursos de manera adecuada. No solo es eficiencia, sino resiliencia, para recuperarse de las crisis”, afirmó el también consultor e inversionista. 

Para el ponente, los sistemas resilientes conjuntan eficiencia, diversidad y redundancia. La agricultura es un buen ejemplo. En un sistema de monocultivo que inicialmente puede ser muy exitoso, a la larga se generan enfermedades, se desgastan y terminan por matar los cultivos. 

“Eso es lo que le pasa a las compañías que no evolucionan y no tienen diversidad. 

Aquí es donde entra la AI: hay que abrazar todas las tecnologías disruptivas.”

Mark Minevich se refiere al impacto global de AI

La AI está en todos lados, en los medios, en la televisión, en ciberseguridad, en las ciudades. Es central a todo por su criticidad y sus componentes son tecnología, datos, estrategia y código. 

Sus aplicaciones son: descriptiva, diagnóstica, predictiva y prescriptiva. La inteligencia artificial puede sentir, pensar, y hacer, mientras que sus aplicaciones tienen tres efectos principales: disminución del riesgo, acelerar los negocios, y vender más.

El impacto de la AI en la economía global se estima en $13 billones de dólares de impacto potencial en la economía global en 2030.

Minevich recomendó a los 78 asistentes al IT Masters Forum invertir en un centro de excelencia AI, para hacer sandboxing con las unidades de negocios.

 “El centro de excelencia es crucial. Estamos nadando en datos y se necesitan organizar.  Los presupuestos de las compañías han estado creciendo en materia de AI. Forrester predice que la automatización y la AI creará nuevos oficios y empleos.” 

No todo es positivo

Mark Minevich reconoció que la inteligencia artificial no es una bala de plata; ha hecho mucho ganar en eficiencia, pero hay problemas éticos. No todo es positivo, afirmó. 

La importancia de la innovación social en ese sentido es central para unir fuerzas y participar en proyectos en beneficio del cambio climático, de la educación, del cierre de brechas sociales.

“Los negocios se van a estandarizar en AI y hay que preguntarse al más alto nivel de la organización, qué significa para su negocio, porque se trata de una revolución cultural.  Quizá algo de control se tendrá que dejar, porque se trata de la colaboración entre humanos y máquinas de forma inclusiva, con todas las razas, todos los géneros, porque todos tienen un rol que jugar. La diversidad mejora la productividad e innovación; se requiere diversidad en este proceso”, afirmó convencido.

Minevich terminó con una nota positiva y muy entusiasta, pues está convencido que se reinventará la economía global con AI y con un impacto social muy bueno como: simulaciones masivas, medicina regenerativa, construcción autónoma, seguridad pública inteligente, productos animales sintéticos y agricultura sintética.

Mónica es fundadora, presidenta y directora general de Netmedia. Su trayectoria periodística inició en la revista Expansión. Ha sido editora y creadora de publicaciones especializadas en IT durante más de tres décadas. Escribe su columna “Contraseña” desde inicios de la década de los 90, misma que sigue vigente en su blog personal. Ha sido conductora, moderadora y conferencista en múltiples foros de la industria, y ha entrevistado a decenas de líderes de las principales compañías del medio.

    Related posts

    Deja un comentario