Clearview AI acuerda no vender su base de datos de rostros en todo EU

La empresa de reconocimiento facial Clearview AI aceptó un acuerdo presentado ante un tribunal estadunidense que le restringe la venta de su base de datos con rostros en todo Estados Unidos.

“Entre las disposiciones del acuerdo vinculante, que será definitivo cuando lo apruebe el tribunal, la compañía también dejará de vender el acceso a su base de datos a cualquier entidad en Illinois, incluida la policía estatal y local, durante cinco años”, informó en un comunicado la organización The American Civil Liberties Union (ACLU, por sus siglas en inglés).

Clearview AI presume en su página que cuenta con “la base de datos más grande conocida, con más de 10 mil millones de imágenes faciales obtenidas de fuentes web solo públicas, incluidos medios de comunicación, sitios web de fotografías policiales, redes sociales públicas y otras fuentes abiertas”.

La firma estadunidense señala que ofrece la tecnología a las fuerzas del orden público para investigar delitos, mejorar la seguridad pública y brindar justicia a las víctimas.

En mayo de 2020, grupos defensores de la privacidad, junto a la ACLU acusaron a la empresa de violaciones a la ley de privacidad de Illinois conocida como BIPA (Biometric Information Privacy Act), firmada en 2008.

También lea: Se duplican las empresas que destinarán entre 5 y 10% de presupuesto en AI y ML

El subdirector del Proyecto de Discurso, Privacidad y Tecnología de la ACLU, Nathan Freed Wessler, comentó que “Clearview AI ya no puede tratar los biométricos de las personas como una fuente de ganancias sin restricciones”.

Añadió que “sería prudente que otras compañías tomaran nota, y otros estados deberían seguir el ejemplo de Illinois al promulgar leyes estrictas de privacidad biométrica”.

Clearview AI promoverá solicitud de exclusión

El acuerdo también contempla que la compañía mantendrá un formulario de solicitud de exclusión voluntaria en su sitio web, lo que permitirá a los residentes de Illinois cargar una foto y completar un formulario para garantizar que sus rostros no aparezcan en los resultados de búsqueda de Clearview, incluso para los usuarios de las fuerzas del orden público.

La compañía también destinará $50,000 dólares para pagar los anuncios en internet que publicitan el mecanismo de exclusión voluntaria.

Clearview tiene prohibido usar las fotos que las personas cargan como parte de este proceso de exclusión voluntaria para cualquier otro propósito que no sea el de efectuar el programa de exclusión voluntaria;

 

Related posts

Deja un comentario