Fairplay ha destinado $500 mdp en 2022 a empresas de ‘e-commerce’ en México

De enero a mayo de este año, Fairplay, la plataforma de financiamiento basado en ventas, ha destinado $500 millones de pesos (mdp) para apoyar económicamente a empresas de comercio electrónico y marketplace que se desempeñan en México.

El director de Tecnología de Fairplay, Andrew James Devlyn, señaló que con el objetivo de contribuir a la consolidación de la industria del e-commerce, la compañía apoyará hasta con $20 mdp a emprendedores de este sector que necesiten flujo de efectivo.

“El principal reto que tienen es encontrar un producto qué vender, con márgenes adecuados, que les permita operar. Luego tienen que identificar una audiencia a la cual venderle y después viene el tema logístico: surtir sus inventarios, realizar importaciones, optimizar sus entregas”, afirmó Devlyn en entrevista.

Luego de realizar una ronda de fondeo con jugadores internacionales y nacionales a principios de este año, Fairplay reunió los $500 mdp.

Con ese monto, busca acelerar el crecimiento de los emprendedores del ecosistema digital, ayudarlos a optimizar sus costos, tener un inventario que responda al aumento de la demanda, mejorar su respuesta en tiempos de entrega y que su inversión en campañas de marketing les permita diversificarse y aumentar su alcance.

Hot Sale representa un mes de ventas

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), el Hot Sale es la temporada de ventas en línea más grande del país.

En 2021 más de 11.6 millones de mexicanos compraron algo en este periodo, lo cual generó más de $18,000 millones de pesos en ventas totales. Este año se estima que las ventas por comercio electrónico durante el Hot Sale asciendan a $25 millones de pesos.

Devlyn afirmó que el Hot Sale representa mes o mes y medio de las ventas que se hacen en un día normal.

La AMVO señala que las ventas de los comercios pueden incrementarse hasta 78%, porque este tipo de eventos contribuye a incrementar el ticket promedio, a ampliar el universo de clientes potenciales, así como a aumentar su comunidad digital y la visibilidad del negocio en internet.

Para apoyar a las compañías que hacen ventas en línea, hace unas semanas, la compañía organizó Fairworkshop’22, a la que asistieron más de 600 empresas.

El encuentro reunió expertos del ecosistema digital a debatir sobre tres temas guía: marketing en comercio electrónico, mejores prácticas y aprendizajes; logística e inventarios, así como marketplaces, que representan 9% del retail en el país.

Cobran menos cuando las ventas disminuyen

El director de Tecnología de Fairplay indicó que su plataforma es una financiera de nicho. Con varios años de experiencia en el sector, los directivos y fundadores de la empresa entienden esta industria.

“Al conocer sus temporalidades, podemos evaluar las oportunidades que valen la pena a través de un análisis crediticio propietario para saber qué compañías tienen potencial de crecimiento basado en su operación del día a día”, dijo. Así determinan los candidatos a los cuales prestarles.

La plataforma utiliza un modelo llamado “Revenue – Based Financing“. Los pagos se determinan por un porcentaje de las ventas diarias hasta que se cubra el crédito.

Devlyn comentó que esto permite que en las épocas más activas se pueda pagar más porque hay más flujo y cuando se vende menos, las aportaciones al crédito sean menores. Consideró que esto vuelve a Fairplay prácticamente en un socio capitalista de sus clientes al ir de la mano con su temporalidad.

El cliente en una nueva economía de experiencias

“Cuando las compañías ya trazaron su camino, podemos ayudarles a acelerar su crecimiento para reunir productos/mercancías, hacer marketing y frenar la salida de dinero, ya que nosotros lo pagaremos por ellos, que nos pagarán cuando ya estén vendiendo”.

Devlyn señaló que FairPlay trata de ser el socio capitalista. Se cobra conforme el negocio vaya creciendo, no a plazos fijos; tampoco se piden garantías hipotecarias ni un obligado solidario. Solo se firma un pagaré.

Fairplay entiende a las pymes

Andrew James Devlyn reconoció que los créditos que otorgan son más caros que un banco, pero más baratos que los que ofrecen financieras enfocadas a las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Estas, subrayó, enfrentan actualmente una tendencia negativa de otorgamiento de créditos, ya que en México, desde 2014 se ha reducido 35% el acceso a financiamiento a este tipo de compañías.

Según lo que anuncia Fairplay, una empresa de e-commerce que facture mensualmente más de $250,000 pesos es candidata a aplicar por un financiamiento.

El entrevistado apuntó que se miden varios aspectos para decidir a quién prestarle: Primero, que tenga crecimiento, que su operación lleve por lo menos 12 meses y cuenten con métricas positivas, por ejemplo, una buena tasa de conversión, gasto eficiente de marketing y buen engagement con su audiencia.

Devlyn aseguró que el segmento de comercio electrónico tiene mucho potencial dado el crecimiento acelerado que tiene en México y en América Latina en general.

Reportera de tecnología. Suele buscar temas de innovación, nuevas aplicaciones IT y seguridad de la información. Periodista por la UNAM; estudió Marketing en el ITAM y Branding en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Storyteller apasionada por la astronomía.

Related posts

Deja un comentario