Low-Code y No-Code: transformar el desarrollo de aplicaciones

ESPECIAL

Low-Code No-Code: el enfoque que transforma el desarrollo de aplicaciones



Dirección copiada

La tendencia actual se inclina a favor de un escaso o nulo conocimiento de código, lo que da paso a la programación sin código o programación visual.

Publicado el 4 ene 2024



Low,Code,-,Word,Concept,On,Building,Blocks,,Text,,Letters
Low code – word concept on building blocks, text, letters


Simplificar al máximo la creación y el desarrollo de aplicaciones para que cualquier persona pueda hacerlo es el propósito del enfoque Low-Code No-Code (LCNC), que utiliza herramientas intuitivas, visuales y mecanismos tan sencillos como arrastrar y soltar.

A diferencia de lo que sucedía años atrás, cuando las alternativas eran la adquisición de aplicaciones complejas desarrolladas por terceros, o bien el desarrollo de las aplicaciones in-house, con equipos de expertos en lenguajes y códigos de programación; la tendencia actual se inclina a favor de un escaso o nulo conocimiento de código, lo que da paso a la programación sin código o programación visual, nombres con los que también se hace referencia a LCNC.

Se menciona incluso que este enfoque es una filosofía digital, un movimiento que normaliza para cualquier persona la creación de programas y aplicaciones en forma sencilla e intuitiva, sin lenguajes de codificación, reforzando además la tendencia de conjugar LCNC con inteligencia artificial (AI por sus siglas en inglés) para un alcance ilimitado o democratización tecnológica.

¿Qué es Low Code?

Elementos visuales predefinidos y una interfaz gráfica de usuario son las dos características principales de low-code, programación sin código o, más coloquialmente, poco código, la fórmula simplificada para desarrollar aplicaciones que casi no requiere de conocimientos de programación. 

Definición y concepto

Low-code es una forma simplificada de desarrollo de software que requiere pocos conocimientos previos de programación.

En vez de ello, low code emplea una interfaz gráfica de usuario y elementos visuales predefinidos, con lo cual se facilita el proceso y se ahorra tiempo. Se estima que un 80% del proceso de desarrollo se lleva a cabo sin necesidad de escribir líneas de código.

Ventajas y beneficios

Entre las principales ventajas derivadas del uso de low code están la velocidad, sencillez, reducción de costos, flexibilidad e incremento en la calidad.

En cuanto a los beneficios, se pueden resumir en una considerable reducción del llamado time-to-market —al requerir menos conocimientos especializados, el creador o desarrollador de software tiene productos listos en menos tiempo—; fácil integración con otras soluciones, lo que deriva en desarrollos más rápidos y accesibles, y en una mayor disponibilidad de recursos IT dentro de las organizaciones; simplicidad y agilidad —menos dependencia de expertos en programación, menos presión por la falta de profesionales calificados, mejoras en colaboración y productividad—. 

Características clave

Son cuatro las características clave del enfoque low code. La primera de ellas es que da opción para llevar a cabo desarrollos de pequeña dimensión, habilita el camino de las evoluciones necesarias, así como el escalamiento a futuro.

En segundo lugar, está el hecho de ofrecer un producto con suficientes atributos para satisfacer rápidamente las necesidades iniciales de un cliente, lo que se conoce como productos mínimos viables (MVP por sus siglas en inglés).

Enseguida están las innovaciones escalables, que consisten en implementaciones y adecuaciones sobre la marcha, aprovechando la retroalimentación de los usuarios para aprender y optimizar.

Por último, la facilidad de hacerlo extensivo a más canales -como dispositivos móviles, portales de autoservicio, chatbots, etc.-, sin necesidad de escribir código complejo.

Plataformas líderes en low code

Los criterios para determinar cuáles son las plataformas líderes en low code tienen mucho de subjetivos, no obstante, hay coincidencia en seleccionar algunas de ellas por ser robustas, confiables y versátiles, como son los casos de Salesforce Lightning, Oracle Visual Builder, Microsoft Power Apps, Mendix, OutSystems, Zoho Creator, Appian, Kissflow y Google AppSheet.

Casos de uso

Algunos casos de uso de low code comunes incluyen la automatización de procesos críticos a pequeña escala al interior de áreas empresariales; la configuración y puesta en marcha de portales de clientes para su comercio electrónico -desde panaderías artesanales, materiales educativos lúdicos, agendas de citas para pacientes, etc.-; sitios web y móviles con herramientas informativas sencillas que generan retroalimentación.

Con una visión más general, con low code es posible desarrollar aplicaciones de gestión de proyectos, de gestión de relaciones con los clientes (CRM), de seguimiento de inventarios, o bien, para gestión de recursos humanos.

¿Qué es No Code?

No Code se refiere a la práctica para el desarrollo de aplicaciones, software o sistemas, sin utilizar código, únicamente por medio de interfaces visuales.

Quienes se dedican al desarrollo de aplicaciones siguiendo esta dinámica, no necesitan saber nada de programación codificada ni de líneas de código. Las herramientas que emplean son visuales y lógicas, con un enfoque similar al lenguaje humano.

Ahora bien, la curva de aprendizaje asociada a no code es mucho más sencilla y rápida que otras opciones, sin embargo, no está exenta de conocimientos técnicos o de habilidades digitales.

Explorar la programación sin código

La programación sin código, o no code, responde a una necesidad imperiosa en el mercado que demanda la creación de productos digitales en forma masiva, con facilidad no solo de la misma creación sino también de gestión.

Siendo esto parte de una filosofía digital, incluye términos como el de citizen developer o desarrollador ciudadano, para enfatizar el fenómeno de la democratización de la tecnología de desarrollo. El rol de los citizen developers consiste en dominar estas herramientas para crear cualquier producto digital sin limitaciones técnicas.

En no code, aunque se prescinde de escribir código, hay que destinar tiempo y esfuerzo a tareas de desarrollo, como el diseño de bases de datos o el de interfaces de usuario. Además, la crucial tarea de interpretación de necesidades, base para la creación de apps.

Diferencias con low code

No code tiene un público muy amplio y variado que abarca desde citizen developers hasta equipos empresariales o grupos de desarrolladores con distintos grados de conocimiento.

En cambio, low-code tiene buena acogida entre desarrolladores experimentados que buscan crear aplicaciones más complejas.

Plataformas no code destacadas

Estas son algunas de las plataformas no code destacadas: Appy Pie, Bubble, Wix App Builder, AppSheet y Nintex.

Aplicaciones y casos prácticos

Hay quienes, luego de haber probado las facilidades de crear apps bajo el enfoque de poca o nula necesidad de código, están convencidos de que es posible replicar desarrollos como Uber, Airbnb, Facebook o Instagram, o al menos tomarlos como ejemplos para crear nuevas alternativas.

Utilizando no code se pueden crear y desarrollar apps para sistemas de entrega, para marketplaces, para la contratación de freelancers, para la búsqueda y colaboración con influenciadores; apps para monitorear el estado de ánimo o los signos vitales; etc.

Ventajas y beneficios del enfoque low code y no code

Arriba se mencionan ventajas y beneficios de low code, mismos que aplican de manera casi idéntica cuando ampliamos el enfoque para incluir no code, englobando ambas opciones bajo las siglas LCNC.

Aceleración del desarrollo

LCNC constituye el enfoque para el desarrollo rápido o ágil de aplicaciones, reduce la dependencia del código manual y aprovecha los elementos visuales. Así, se facilita la creación, implementación y modificación de aplicaciones a un ritmo vertiginoso. Es la respuesta para la transformación digital y la creciente demanda de digitalización

Mayor accesibilidad a la programación

Al utilizar elementos visuales y secuencias lógicas, se diluyen las barreras de acceso a la programación sofisticada basada en código. Con LCNC se facilita la colaboración entre los desarrolladores y los usuarios de negocio, hay una mejor comunicación y ciclos de retroalimentación más rápidos.

Reducción de costos

En comparación con el desarrollo tradicional de software que requiere de especialistas, periodos prolongados de tiempo e inversiones monetarias elevadas, el enfoque LCNC minimiza la necesidad de habilidades especializadas de codificación/programación, reduce significativamente los tiempos de desarrollo y, en consecuencia, mitiga considerablemente los costos.

Casos de éxito

La creación de soluciones sencillas para mejorar la eficiencia operativa al interior de una organización es posible con LCNC. Por ejemplo, una automatización de procesos utilizando Power Automate, herramienta del ecosistema de Microsoft Power Platform, por medio de la cual los usuarios crean flujos de trabajo automatizados entre aplicaciones y servicios, obtienen notificaciones, sincronizan archivos y recopilan datos, todo ello sin requerir conocimientos profundos de programación.

Low code vs. no code

Hay muchas similitudes en los métodos de trabajo básicos de low code y no code. Ambas opciones están dirigidas a personas expertas en su campo de actividad, que no se dedican a la programación, pero sí saben con certeza lo que un software debe ofrecer para aportar valor a la organización. La diferencia entre ambos enfoques es que uno tiene una mezcla de entrada manual e interfaz visual, en tanto el otro se implementa completamente sin código.

Ambos enfoques: un comparativo

Low code y no code funcionan de manera diferente. Mientras que las plataformas de low code son herramientas gráficas para trabajar con lenguajes de programación conocidos, las plataformas no code buscan desvincularse del código basado en texto.

El grupo destinatario de low code son los programadores. Por su parte, no code, se dirige a usuarios que quieren crear su propio software sin ayuda de un desarrollador.

La arquitectura de no code tiene como base modelos previamente creados; se completan y modifican modularmente a través de arrastrar y soltar. Para low code, ya que los desarrolladores usan programación manual, ello define el camino a través del código.

En materia de flexibilidad, low code lleva ventaja, en tanto no code, aunque es más fácil de usar, tiene un marco más rígido.

¿Cuándo elegir low code y cuándo no code?

Se elige low code sobre todo en el ámbito empresarial, en las grandes organizaciones y en donde se cuenta con un área de IT.

En cambio, no code es la elección en empresas más pequeñas con necesidades muy específicas, o para brindar servicio a los equipos de negocios en empresas de todos tamaños.

Plataformas y herramientas en México

México, con sus tratados de libre comercio firmados con cuarenta y seis países, tiene facilidades para disponer de todas las plataformas y herramientas LCNC que necesite.

Ofertas de plataformas en el contexto mexicano

Adicionalmente a las mencionadas antes, están QuickBase, Quixi, Creatio, SAP Build, entre otras.

Casos de éxito en empresas mexicanas

Un ejemplo de caso de uso corresponde al Instituto Nacional de Cancerología en México. Se desarrolló una aplicación para que los pacientes dieran seguimiento a su tratamiento y recibieran notificaciones médicas, utilizando la plataforma low code de OutSystems.

En otro ejemplo, la plataforma low-code de Mendix se usó para automatizar los procesos de negocio en una empresa de servicios financieros en México. Gracias a esta solución, la empresa redujo errores y mejoró su eficiencia

7. Desafíos y limitaciones

Un fenómeno en curso es la transformación digital de las organizaciones, misma que se aceleró sustancialmente a partir de COVID en 2020 y que demanda muchos recursos. En paralelo, la escasez de desarrolladores calificados es el otro vector que ejerce gran presión en los mercados.

Dice Gartner que para 2025, el 70% de las nuevas aplicaciones desarrolladas por las empresas utilizarán tecnologías low code o no code, frente a menos del 25% en 2020.

Para resolver esta problemática hay dos caminos: la formación de más desarrolladores al estilo tradicional, con aprendizaje de código, que puede llevar de tres a cinco años. O bien, aportar herramientas que hagan más sencilla y productiva la labor de desarrollo, que es precisamente la propuesta con LCNC.

Aspectos a considerar

Indudablemente LCNC tiene muchas características que motivan su utilización y es una tendencia creciente que puede convertirse muy pronto en una habilidad digital necesaria para quienes estén insertándose en los mercados laborales. Sin olvidar que, a pesar de su sencillez, tener conocimientos de programación es de gran ayuda para obtener el mayor provecho de estas plataformas.

Entre las limitaciones a considerar está el hecho de que, si se trata de low code, las aplicaciones desarrolladas suelen estar ligadas a la plataforma empleada, cuestión que puede complicar su migración a otras plataformas. Si se quiere evitar esta situación, la alternativa es usar no code.

Otro aspecto está en que la personalización, que es limitada cuando se trabaja con low code, por lo que se puede recurrir al desarrollo manual o bien, usar no code para complementar y así satisfacer las necesidades de la organización.

El tema de los costos en los que se puede incurrir por la compra de licencias para utilizar la plataforma de desarrollo low code seleccionada, requiere de análisis previo en la organización. Hay que comparar este factor con lo que implicaría hacer un desarrollo tradicional codificado, además del tiempo necesario para ello antes de tomar una decisión, que usualmente se inclina a favor de las tecnologías LCNC.

Seguridad en el desarrollo low code

Las tecnologías low code, pero de manera más integral, las LCNC tienen un buen nivel de seguridad, pero no son 100% seguras. Hay un porcentaje de riesgo frente a posibles ciberataques que debe ser identificado antes de optar por la implementación de este tipo de plataformas.

Al trabajar con proveedores externos (empresas o citizen developers), la organización debe validar que esos proveedores protejan el código fuente, tengan procesos estandarizados y lleven a cabo pruebas de vulnerabilidad, en beneficio de la ciberseguridad.

La compra, instalación y ejecución de software o apps desarrollados por terceros con LCNC, necesita que la organización involucre a sus equipos de IT y seguridad en el proceso, de manera tal que éstos no se desentiendan ni se incurra en riesgos de exponer datos sensibles o provocar tiempos de inactividad.

Un plan de ciberseguridad en la organización y prácticas certificadas por el lado de los desarrolladores LCNC, elevan el nivel de confianza en las soluciones de software y apps, así como facilitan la continuidad en las operaciones de ambas partes.

Escalabilidad y rendimiento

La arquitectura de la aplicación, la disponibilidad de recursos informáticos (CPU, memoria y almacenamiento), los mecanismos de almacenamiento, las formas de manejo eficiente de las API (interfaz de programación de aplicaciones), así como la gestión de bases de datos, son los principales componentes a considerar cuando se analizan la escalabilidad y el rendimiento de las aplicaciones LCNC.

8. Tendencias futuras en desarrollo de aplicaciones

Las perspectivas para las tecnologías LCNC o de programación ágil son optimistas de cara al futuro. Los drivers o impulsores más destacados incluyen la transformación digital, la optimización de procesos de negocio, al igual que la reducción de costos de desarrollo de software y aplicaciones en diversas industrias.

Se prevé que gradualmente surjan estándares y certificaciones alrededor de estas tecnologías, con la cual su rol como alternativa viable para el desarrollo de aplicaciones se verá consolidado.

Al mismo tiempo, con el proceso de estandarización va a mejorar la calidad y la interoperabilidad de las soluciones low code y no code, elevando los niveles de confianza en las organizaciones que busquen adoptar LCNC.

Integración de inteligencia artificial

La combinación entre AI y low code es una relación simbiótica donde cada tecnología impulsa a la otra. Ya se le conoce con el nombre de AI low code y su potencial se estima como gigantesco.

AI es importante en las plataformas low code gracias a su capacidad para automatizar tareas complejas, así como reducir tanto el tiempo como los recursos necesarios para crear y desarrollar aplicaciones. Con AI se mejora también la precisión y calidad de las aplicaciones.

Evolución del no code

Organizaciones de todos los sectores económicos confían en una cada vez mayor democratización en los procesos de desarrollo de software, sobre todo en la línea de no code. Áreas como la tecnología financiera, el comercio electrónico y la tecnología de la salud se cuentan entre los principales beneficiarios de no code, con una creciente demanda de aplicaciones.

En cuanto a su relación con AI, al incorporar herramientas y automatizaciones impulsadas por ésta, las soluciones no code podrían volverse aún más poderosas, simplificando en mayor medida el proceso de desarrollo y mejorando la calidad de las aplicaciones.

Implicaciones empresariales

Cuando las organizaciones estén utilizando en forma intensiva las tecnologías LCNC (lo cual puede suceder en un plazo muy breve), la calidad y cantidad de apps viables y/o disponibles para cualquier tipo de negocio tendrán también un crecimiento acelerado.

Las cadenas de suministro, la manufactura, la automatización de procesos, los equipos financieros, los de recursos humanos y los de IT representan las mayores áreas de oportunidad en este sentido.

Conclusiones

De acuerdo con Gartner, los tres grandes drivers que están impulsando la adopción de la tecnología low code y que mantendrán este mismo rumbo hasta 2026, son los tecnólogos empresariales (empleados que reportan fuera de los departamentos de IT centralizados o de unidades de negocio, y crea capacidades tecnológicas o analíticas para uso empresarial interno o externo); la hiperautomatización y la composabilidad (habilidad general de los componentes de un sistema para recombinarse y formar estructuras más grandes).

El Impacto del low code y no code

Vale la pena destacar que, para Gartner, no code es parte intrínseca de low code y que para la firma no tiene tanta relevancia como para documentarlo por separado, así que las cifras de crecimiento, los drivers, las estimaciones de mercado y demás elementos etiquetados como low code, incluyen no code.

La misma consultora identifica cinco grandes áreas de oportunidad para el crecimiento del mercado en función del low code: la automatización de procesos, la experiencia digital del cliente, la modernización de aplicaciones; la prestación de asesoramiento sobre la selección e implementación de herramientas low-code y los COTS (commercial off the shelf, que se refiere al software y al hardware que puede utilizarse sin cambios después de la compra).

Los elevados costos del talento tecnológico y una creciente fuerza laboral híbrida o sin fronteras contribuirán en forma importante a la adopción de tecnología low-code. La misma Gartner estima que para 2026, los desarrolladores que no forman parte de las estructuras formales de IT van a constituir al menos el 80% de la base de usuarios de herramientas low code, en comparación con el 60% reportado en 2021.

Futuro del desarrollo de aplicaciones en México

México es reconocido en el mundo como uno de los polos importantes en materia de desarrollo de aplicaciones, así que cuenta con ventaja competitiva para mantenerse como tal.

Tan es así que hay organizaciones que han decidido instalarse en suelo mexicano para aprovechar por una parte el enorme potencial de consumo de aplicaciones móviles, pero sobre todo la posibilidad de desarrollar aplicaciones para cuatro sectores puntuales: el financiero o fintech, el delivery, movilidad y retail.

Factores como la disponibilidad de mano de obra calificada, apoyo institucional e incentivos fiscales son vistos desde el ámbito internacional como importantes ventajas que ofrece México.

Así, al aprovechar las características de LCNC y que hay una gran cantidad de personas no expertas en IT, pero si muy creativas, ya se han puesto en marcha programas encaminados a la formación de grupos desarrolladores de aplicaciones sin código, así como a la impartición de conocimientos básicos en la materia, destinados a niños y adolescentes, quienes potencialmente crearán aplicaciones en un tiempo muy corto.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4