Roberto Ricossa, VP de Ventas para América Latina de F5: “Duplicaremos nuestra presencia en la región en 2025”

Con cinco años de crecimiento consecutivo a doble dígito y por encima del pronóstico, el ejecutivo mexicano Roberto Ricossa aseguró que F5 seguirá apostando por la región latinoamericana. Habló también de la filosofía de aplicaciones modernas que impera en las soluciones de la compañía. 

La transición hacia una compañía de software, emprendida hace tres años por François Locoh-Donou, presidente y CEO de F5, está dando resultado. En su último trimestre fiscal 2021 reportó que 45% de los ingresos derivan de ventas de software, 80% de los cuales responden a un modelo de suscripción. Su año fiscal 2021 cerró con un crecimiento de 11%, para alcanzar $2,600 millones de dólares en ventas.

Las ventas en América Latina han ido respondiendo en el mismo sentido, aunque todavía un poco detrás en cuanto a la mezcla entre software y hardware, pues el primero apenas representa 35% de las ventas. Conviene recordar que F5 ha sido casi sinónimo de balanceadores de carga. A pesar de que no han desaparecido, la actual oferta de la compañía con sede en Seattle se ha ampliado hacia la seguridad end-to-end en aplicaciones modernas, ya sea on premise o en la nube.

“Con las cuatro adquisiciones que hemos hecho en los últimos tres años podemos afirmar que nadie tiene una solución más robusta en el mercado para asegurar las aplicaciones, con un solo punto de control y administración”, afirmó Roberto Ricossa, vicepresidente de Ventas para América Latina.

El ejecutivo mexicano se refiere a Nginx, Volterra, Shape Security y Threat Stack, que conforman su actual portafolio de soluciones, desde la seguridad de las aplicaciones hasta el hosteo y la administración de las cargas de trabajo en el cloud.

El pasado, el mejor año de F5 en México

La incertidumbre que permeó la economía en los primeros meses del año hizo que la compañía estableciera un menor objetivo de crecimiento (a un solo dígito) en la región. Sin embargo, el resultado fue de nuevo de dos dígitos en Brasil, México y el resto de América Latina. 

“México tuvo su mejor año. Duplicamos la capacidad del equipo local y se demostró la resiliencia de la compañía. Los segmentos de mayor crecimiento fueron los proveedores de servicio de internet y telecom, que se vieron obligados a ofrecer una mejor respuesta y liberaron inversiones para fortalecer su infraestructura. Y el sector empresarial vio convertida en realidad la transformación digital, que se estaba gestionando tímidamente, pero que ya no hubo manera de postergar o el riesgo era morir. Vimos el impulso al eCommerce, el aumento exponencial de las transacciones financieras electrónicas y un enorme despliegue de aplicaciones”, dijo Ricossa. Todo ello, como es obvio, abona en la necesidad de recurrir a soluciones que apoyen la puesta en marcha de aplicaciones de manera ágil, segura, abierta, escalable, interoperable y en la nube.

Agnósticos

El equipo de Cloud Native Computing Foundation (CNCF) ha establecido ya una visión de alto nivel para las aplicaciones, incluyendo un Trail Map donde se describen las capas y algunas consideraciones a nivel arquitectura para las aplicaciones nativas de nube, incluido el despliegue en contenedores, procesos de CI / CD, arquitecturas de Service Mesh, observabilidad y bases de datos distribuidas. 

Las aplicaciones han evolucionado durante estos años para ejecutarse eficientemente en contenedores, explotando las ventajas de utilizar e interactuar a través de API para ser ejecutadas en una o más nubes públicas, en un modelo de aplicaciones distribuidas. 

F5 considera las definiciones que los desarrolladores, arquitectos e ingenieros de DevOps (que participan en la extensa comunidad de sus tecnologías Código Abierto) han dado para poder definir qué son las aplicaciones modernas, a partir de ciertos pilares y principios que éstas deben cumplir. 

“F5 dispone de una serie de soluciones que ayudan a los clientes a ser agnósticos a la plataforma o nube donde corran sus aplicaciones, lo que permite definir configuraciones de alta disponibilidad, resiliencia, portabilidad, escalabilidad y seguridad como código, para habilitar procesos de integración y entrega continuos, mejorar radicalmente el time-to-market y hacer que el negocio sea cada vez más rentable”, señaló en un comunicado Andrew Oteiza, gerente de Ingeniería de Aplicaciones modernas para América Latina de F5. 

Los cuatro Pilares de las aplicaciones modernas:

  1. Escalabilidad: Las aplicaciones pueden extender su capacidad de cómputo de una manera ágil y rápida con dos tipos de escalabilidad: Fast Scalling, que permite incrementar la capacidad de las aplicaciones en una pequeña ventana de tiempo; y Long Scalling, que incrementa la capacidad de las aplicaciones hasta 10 veces, por ejemplo, en un año, sin cambios mayores o sustanciales en el código, ni la infraestructura que subyace.
  2. Portabilidad: La capacidad de mover una aplicación de un proveedor de cloud a otro, y que pueda ejecutarse sin problemas. En la práctica muchas veces no sucede tan lineal, ya que, independientemente de los contenedores, hay componentes o soluciones de los proveedores de nube que difieren entre sí. Se observan dos tipos de portabilidad: Funcional, que permite que los elementos, el código y la lógica de la aplicación puedan ejecutarse sin importar el ambiente o nube donde se encuentren; y De la Gestión,  una mirada agnóstica a la capa de gestión, incluyendo observabilidad, seguridad y monitoreo de las aplicaciones.
  3. Resiliencia: La alta disponibilidad de un sistema, y la capacidad para recuperarse ante un incidente o problema. Se distinguen dos tipos de resiliencia: Hacia el usuario, ya sea un usuario final, u otra aplicación, no debería notar una disrupción del servicio o problema de performance causado por alguna falla de un componente de la aplicación; y Resiliencia ante una falla, en el que la aplicación debería contar con la capacidad de restaurar su estado dentro de los cinco minutos posteriores a la falla, ya sea de un componente o de un servicio del cual dependa (una CDN o un servicio de DNS). 
  4. Agilidad: Estado aspiracional para las aplicaciones modernas con el fin de moverse velozmente ante nuevos requerimientos de negocio, y luego replicar los cambios rápidamente, ya sea al mismo nivel de los aplicativos o en la (o las) infraestructura(s) en donde se encuentran. Los conceptos relacionados con la agilidad son: Agilidad del Código, dado que las empresas que crean aplicaciones modernas deben contar con procesos y entornos que les permitan implementar cambios varias veces al día, las aplicaciones deben estar diseñadas para absorber constantemente dichos cambios. Usualmente, estas aplicaciones están basadas en microservicios y se vinculan a través de API para reducir las interdependencias de los mismos. El otro concepto es Agilidad de la Infraestructura, que es la habilidad de desplegar la infraestructura de tal manera que satisfaga las necesidades de todos los “clientes”, incluyendo los equipos de desarrollo, seguridad y los equipos de DevOps, para poder contar en la práctica con un desarrollo ágil y desplegar servicios de manera automatizada. 

Hacia el 2022, nuevo mix

Acorde con la evolución hacia una compañía de Software as-a-Service, o modelo de suscripción, Ricossa seguirá los lineamientos corporativos para cumplir con la visión de alcanzar una mezcla donde 20% de las ventas corresponda a hardware y 80% a software en América Latina.

“Queremos duplicar la presencia de F5 en la región para 2025. Tenemos alianzas con los principales proveedores de nube, desde donde los clientes pueden suscribirse a nuestras soluciones, y eso ayudará a nuestras metas de crecimiento. Shape Security y Nginx se encuentran entre las más buscadas”, dijo Ricossa.

Recordó que F5 ha hecho inversiones significativas en México, como la fábrica de software con que cuenta en Guadalajara, y donde también se instaló un área de soporte a clientes. Ricossa dijo que el equipo se ha extendido y hoy incluye soporte administrativo interno a nivel mundial, con una 200 personas trabajando desde la capital de Jalisco. Para el próximo año habrá nuevas inversiones, adelantó el entrevistado, en el país. 

“Se trata de vender las soluciones de F5 en América Latina, pero también de vender América Latina en F5. Eso es lo que estamos haciendo con todo el equipo local que me acompaña”, concluyó Ricossa.

Mónica es fundadora, presidenta y directora general de Netmedia. Su trayectoria periodística inició en la revista Expansión. Ha sido editora y creadora de publicaciones especializadas en IT durante más de tres décadas. Escribe su columna “Contraseña” desde inicios de la década de los 90, misma que sigue vigente en su blog personal. Ha sido conductora, moderadora y conferencista en múltiples foros de la industria, y ha entrevistado a decenas de líderes de las principales compañías del medio.

Related posts

Deja un comentario