El futuro (¿o el presente?) de la infraestructura tecnológica es híbrido

Por María Fernanda Peña, Digital Marketing Manager en NephosIT. Una de sus responsabilidades es comunicar las ventajas de migrar cargas de trabajo a la nube desde el punto de vista de negocio y técnico, a través de plataformas de última generación, como Nephos Cloud.

Durante 2020, de acuerdo con un estudio de Dell Technologies, 80% de las empresas realizó un avance rápido en algunos programas de transformación digital. Como empresas no nos quedó de otra: o nos adaptábamos a un mundo digital, o estábamos condenados a morir. De hecho, cifras del INEGI muestran que en nuestro país 47% de las PyMEs adoptaron un esquema de home office, con el fin de mantenerse en operación. 

Este brinco acelerado a la tecnología en la nube nos dejó otro aprendizaje: las arquitecturas híbridas representan el mejor camino para avanzar en un territorio aún incierto. Su principal ventaja es que brindan la oportunidad de administrar procesos de uso intensivo de datos heredados y, al mismo tiempo, adoptar nuevos marcos de datos. Hacen posible que la organización tenga altos niveles de servicio, de reducción de costos y de seguridad de la información.

Existen cuatro grandes dimensiones específicas que es necesario evaluar para conocer mejor los beneficios potenciales de las soluciones híbridas para su entorno de IT:

  • Implementaciones físicas vs. virtuales: La selección entre una solución de hardware dedicada y una solución virtual depende de una serie de consideraciones, incluida la propiedad de datos específicos, el rendimiento de la aplicación y los requisitos de seguridad.
  • Soluciones públicas vs. privadas: Un enfoque híbrido presenta beneficios genuinos para cualquier empresa que busque optimizar la operación. Con una infraestructura de este tipo, es posible combinar la agilidad de las nubes públicas, con la posibilidad de mantener bien administrados los sistemas heredados. 
  • Implementaciones EDGE vs. core: Al determinar qué aplicaciones y servicios deben concentrarse en el core y cuáles conviene más tener en el EDGE, sin duda podrá aprovechar mejor los recursos (tanto tecnológicos como financieros e incluso humanos). Este análisis también le permitirá definir diversos niveles de seguridad y cumplir con normativas tan importantes como la privacidad de datos personales.
  • Desarrollo propio vs. soluciones estándar y listas para usar: Si usted se encuentra en el momento de decidir entre el desarrollo interno y las soluciones pre-empaquetadas, es importante que considere algunos otros factores y no solo el costo: la necesidad de una metodología ágil, la interacción de diversos elementos físicos, virtuales, heredados, ya basados en nube, privados y públicos, la necesidad de diferentes niveles de servicios y de distintas formas de acceder a los servicios. El peso podría ser abrumador e incluso retrasar su transformación digital.

Y aunque este enfoque podría parecer más difícil de implementar, sin duda ofrece beneficios importantes: personal más eficiente y satisfecho, mayor espacio para la innovación y optimización de recursos y, sobre todo, agilidad al tomar decisiones o hacer modificaciones a la estrategia de negocio 

Es importante que los líderes digitales aprovechen las oportunidades que representan las soluciones de infraestructura híbrida: no estamos hablando de una tendencia que posiblemente traiga beneficios a las empresas, se trata de una ola tecnológica que ya está aquí. Posiblemente su competencia ya la esté utilizando.

Contacto: Fernanda Peña

56-1103-0513 | ext.113
[email protected]

Related posts

Deja un comentario