IA, esencial para que las empresas mantengan la seguridad e identifiquen riesgos en tiempo real

Por Ramón Salas, director regional en NOLA de Dynatrace

El ritmo acelerado de la nueva realidad digital al que deben enfrentarse todos los días las empresas, trae consigo más retos y dificultades para la seguridad. Mantener el correcto funcionamiento de sus plataformas digitales y al mismo tiempo ofrecer una experiencia única al usuario muchas veces no es posible debido a los infinitos errores que se pueden presentar.

Con el trabajo a distancia que se detonó a raíz de la pandemia causada por la Covid-19, los riesgos para las empresas se incrementaron. Parece que la situación no va a cambiar al menos en este año, por lo que los problemas pueden agravarse con el tiempo.

Actualmente las aplicaciones de las empresas son altamente complejas. Las aplicaciones nativas de la nube de hoy en día se crean predominantemente a partir de componentes o paquetes de código abierto, unidos con una pequeña cantidad de código personalizado, y eso crea puntos ciegos e incertidumbre sobre las vulnerabilidades.

De acuerdo con un informe de Security Boulevard, 66% de las empresas dice que “a veces u ocasionalmente” se saltan los análisis de seguridad para cumplir con los plazos de publicación, lo que pone en mayor riesgo las aplicaciones que ya son vulnerables.

Para que las empresas mantengan el correcto funcionamiento de sus aplicaciones o sitios web, deben de adaptarse a como dé lugar a nuevas formas de observabilidad para que los equipos de IT puedan identificar los riesgos en tiempo real.

Entornos de observabilidad separados

La mayoría de las veces, las prácticas de seguridad de los equipos de IT, como las pruebas y la gestión de vulnerabilidades, ocurren en un paso separado, por un equipo separado, utilizando herramientas separadas, a menudo en desacuerdo con el programa de lanzamiento.

En ese sentido, en promedio, las organizaciones están utilizando 10 soluciones de monitoreo a través de sus pilas de tecnología. Sin embargo, los equipos digitales sólo tienen plena observabilidad en el 11% de sus entornos de aplicación e infraestructura.

El entorno actual es sumamente complejo para los equipos de IT de las empresas. Aunque las organizaciones exitosas utilizan los momentos de disrupción en su beneficio, como está ocurriendo con esta pandemia y la creciente digitalización. Es por eso que una rápida adopción de soluciones basadas en Inteligencia Artificial para detectar problemas en tiempo real, es la clave para el éxito o el fracaso hoy en día.

Seguridad con Inteligencia Artificial

De acuerdo con un estudio, la naturaleza dinámica de los ecosistemas híbridos y multi-nubes de hoy en día amplifica la complejidad. El 61% de los CIOs dicen que su entorno de IT cambia cada minuto o menos, mientras que casi un tercio (32%) dice que su entorno cambia al menos una vez cada segundo.

Para mantenerse al día con las tecnologías nativas de la nube y garantizar la seguridad adecuada, las organizaciones no pueden confiar en enfoques convencionales y procesos manuales necesitan una solución con inteligencia artificial y automatización en el núcleo para proporcionar detección y alerta en tiempo real.

Con la plataforma de observabilidad adecuada, los equipos pueden prevenir errores en tiempo real e incluso convertir esos datos en respuestas accionables, impulsando un cambio cultural en toda la organización y liberando sus escasos recursos de ingeniería para centrarse en lo que más importa: los clientes y el negocio.

Existen soluciones en tiempo real que analizan y priorizan automáticamente las alertas y eliminan los falsos positivos, lo que ayuda a los equipos a acelerar sus procesos de CI/CD (integración y entrega continua), que son principios y prácticas que permiten a los desarrolladores de aplicaciones entregar cambios de código de manera más frecuente y fiable, e identificar problemas de calidad en una etapa más temprana del ciclo de vida del software, automatizar los procesos manuales de validación de calidad, y detectar, evaluar y remediar automáticamente el código abierto y de terceros. Con esta inteligencia de software automática y en tiempo real, los equipos pueden comprender los riesgos en contexto y concentrarse en lo que importa.

 

 

Related posts

Deja un comentario