Si usted fuera mujer…

Las posibilidades de desempeñarse en la industria IT serían solo del 10%, el acceso a capital de riesgo para emprender su propio negocio sería 23% menor que el de un hombre y tendría que conformarse con una empresa tres veces más pequeña que las dirigidas por varones. Ah, y quizá tampoco ganaría lo mismo que gana hoy.

Me han preguntado muchas veces si he sido víctima de discriminación a lo largo de mi carrera periodística o como empresaria. Siempre he respondido que no. Sin embargo, a últimas fechas he repensado el asunto. Tendría que vivir de nuevo mi trayectoria en el cuerpo de un hombre para realmente apreciar cuántas veces perdí oportunidades de crecimiento laboral o de negocio por ser mujer.

En México existen muchas y muy ingeniosas maneras de discriminar a la mujer. Los hombres suelen ir del albur en medio de una junta, al portazo en la cara cuando deciden “cerrar un negocio” en términos varoniles. Es decir, en el palco de un estadio, en un campo de golf o, peor aún, en un centro de espectáculos para caballeros.  La pandemia, que dio lugar a juntas virtuales y a formas de relacionamiento más puntuales —incluyendo ventas B2B—, posiblemente perduren y permitan a más mujeres sentarse a la mesa de negociaciones.

Cabe también añadir que cuando un puesto de mayor responsabilidad está disponible, es más probable que lo ocupe un hombre que una mujer, sobre todo cuando esta última tiene hijos pequeños. De hecho, de acuerdo con el reporte “Estrategia de equidad de México” de J.P. Morgan, aquí las mujeres representan solo 9% de los directorios corporativos del país, por debajo del 10% de la región latinoamericana. A nivel mundial, la presencia de mujeres en los consejos corporativos ha aumentado del 20% al 26% en cuatro años, mientras que el país subió apenas un punto porcentual desde 2017 y en América Latina se pasó de 8% a 10% en ese mismo lapso.

Empresarias en Tecnología, pocas

Según datos de Endeavor Intelligence, sólo 25% del total de emprendimientos en tecnología existentes en la región latinoamericana son dirigidos por mujeres, y estas firmas son en promedio tres veces más pequeñas que las dirigidas por hombres. Específicamente para México, de un universo de 653 emprendedores tech, sólo 99 (15.16%) son mujeres. Los porcentajes en Bogotá y Buenos Aires no son mejores, con 7% y 6%, respectivamente.

Uno de los fenómenos del ecosistema es la falta de acceso a capital para crecer las empresas con liderazgo femenino: en promedio, las mujeres reciben un monto de financiamiento 23% menor al recibido por los hombres.

Además, hay pocas mujeres egresadas de las carreras STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas por sus siglas en inglés) lo que favorece el bajo porcentaje. Movimiento STEM reportó en un reciente estudio que en las 197 universidades que forman parte de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), 38% de las mujeres estudian carreras STEM. El resto, cursa carreras como humanidades, educación, artes, sociales y económico administrativas.

El estudio de Movimiento STEM es enfático: América Latina requeriría 59 años para cerrar la brecha de género.

En términos generales, de acuerdo con un informe del Banco Mundial, la participación laboral de la mujer en México está muy por debajo de la de los hombres, incluso en comparación con otros países, lo que trae impactos económicos importantes. La participación laboral de las mujeres fue tan solo 45 % en 2019, comparado con 77% para los hombres, una brecha de 32%.

Solo Turquía e Italia tienen menor participación laboral de la mujer en la OCDE, y en la región solo Guatemala tiene peor participación que México.

De acuerdo con el mismo informe, publicado en el sitio web de Naciones Unidas en México, en nuestro país perduran barreras legales, pues la ley no prohíbe explícitamente que los potenciales empleadores pregunten sobre la situación familiar de una mujer durante el proceso de contratación. Y si bien la ley exige el pago de un salario igual por un trabajo igual, no establece el principio más amplio de igualdad de remuneración para hombres y mujeres por un trabajo de igual valor.

Empleadas en Tecnología, mínimo crecimiento

Hace dos décadas, cuando iniciamos la aventura de esta casa editorial, alcanzamos más de 15,000 suscriptores de nuestra revista impresa. Debido a su carácter de publicación controlada y calificada, conocemos muchos datos de nuestros lectores, a saber: organizaciones IT e influenciadores de áreas de negocio en el proceso de decisión de compra. Hemos seguido curando, actualizando y creciendo la base de suscriptores a través de la publicación digital que usted está leyendo.

La riqueza de esa base de datos nos permite identificar características precisas del perfil de lector, comenzando por su sexo. En el año 2000, el 10% de los lectores eran mujeres. Veintiún años después, esa proporción sólo ha crecido 2.71%. En cuanto a su nivel jerárquico, casi una tercera parte ocupa niveles directivos, 48.8% (prácticamente la mitad) se desempeña en gerencias, y el 22% restante pertenece al staff IT.

En nuestro último sondeo IT Masters Mind Survey 2021, volvimos a constatar la escasa proporción de mujeres en puestos directivos. De los 75 encuestados, tan solo cuatro son mujeres, lo que equivale a 5.3% de la muestra. Cabe enfatizar el carácter exclusivo del sondeo, que solo es completado por quienes ocupan la alta dirección IT.

En este mes de la mujer, estaremos escuchando muchas voces en torno a la urgente necesidad de crecer el número de mujeres en todo tipo de organizaciones y de impulsar las carreras STEM entre las niñas y jóvenes.

Si usted fuera mujer ¿qué haría para revertir el estado de cosas?

Mónica es fundadora, presidenta y directora general de Netmedia. Su trayectoria periodística inició en la revista Expansión. Ha sido editora y creadora de publicaciones especializadas en IT durante más de tres décadas. Escribe su columna “Contraseña” desde inicios de la década de los 90, misma que sigue vigente en su blog personal. Ha sido conductora, moderadora y conferencista en múltiples foros de la industria, y ha entrevistado a decenas de líderes de las principales compañías del medio.

Related posts

Deja un comentario