12° IT Masters vTalk: ¿Es edge realmente la nueva nube?

Edge computing está clasificado entre una de las tres primeras tecnologías del 2021, de acuerdo con diversas firmas consultoras. Se estima que más de la mitad de los datos empresariales podrían procesarse en el edge, o borde, en los próximos dos años, de acuerdo con Gartner. Sin embargo, en esta décimo segunda edición de la serie vTalks, que reunió a 29 líderes IT de diferentes organizaciones, hubo una gran sorpresa: 82% de los asistentes no usan Edge porque no han descubierto un caso de negocio para aplicarlo.

Los asistentes que amablemente participaron en esta mesa de discusión pertenecen a las siguientes organizaciones: Almacenes García de México, Banco del Bajío, Banco Sabadell, Braskem Idesa, Cerrey, Colchones Wendy, Conservas La Costeña, El Universal, Finamex Casa de Bolsa, Fincomun, Gicsa Desarrollo Inmobiliario México, Granjas Carroll de México, Grupo ADO y Empresas Coordinadas, Grupo La Comer, Grupo Posadas, Grupo PROMAX, Instituto de la Función Registral del Estado de México, Instituto Tecnológico y de Estudios Superior de Monterrey, Intercam Servicios Financieros, Kiekert de México, Lockton México,MVS Multivisión SA de CV, Nacional Monte de Piedad, Ppg Comex, Robert Bosch México, Sánchez y Martín, Thyssenkrupp Industrial Solutions de México,Universidad del Valle de México, y Value Casa de Bolsa.

La 12ª. Edición del IT Masters vTalk se realizó con el patrocinio de Liferay, Panduit, Rackspace Technology y Tenable

El edge computing es un paradigma de cómputo distribuido (o sea, no centralizado), que trae el procesamiento y el almacenamiento de los datos más cerca del lugar en el que se necesitan. De esta forma se reduce la latencia y se ahorra en ancho de banda.

No importa qué tan bueno sea el plan de conectividad contratado, hay límites físicos que determinan la rapidez de transmisión de la información. Mientras mayor sea la distancia entre la fuente de los datos y el dispositivo de procesamiento mayor será también la latencia. Para operaciones que se benefician de la instantaneidad, como por ejemplo un movimiento en la bolsa de valores, estos retrasos potenciales en el tránsito de la información son inaceptables desde el punto de vista del negocio.

Cada vez más aplicaciones y servicios exigen esta transmisión rápida, por lo que las proyecciones en torno a este paradigma son muy optimistas: El gasto global en edge computing alcanzará los $250,000 millones de dólares para 2024, de acuerdo con datos de IDC, lo que se traduce en un crecimiento (CAGR) de 12.5% anual desde el 2019.

Con todo, para muestra un botón: de los 29 participantes en el vTalk, solo 18% lo utilizan porque no han encontrado un caso de uso que justifique la inversión.

 

La experiencia y habilidades necesarias para su implementación también están un tanto lejos de los líderes IT. El 32% de los encuestados consideró que requerirá asistencia de principio a fin para implementar edge, solo 16% se considera por completo listo o solo necesitando soporte ligero.

Optimizar el flujo de datos

Uno de los pocos casos de uso de edge es el de La Comer. Flor Argumedo, directora de Sistemas, Optimización y Métodos, detectó que su sistema de reconocimiento de imágenes en las cajas de las tiendas tomaba un tiempo eterno. “El sistema debía hacer consultas a la nube. Una cajera sin experiencia encontraba el código más rápido que el sistema de reconocimiento, así que decidimos usar edge. Teníamos los patrones en una nube con Azure y los replicamos a edge a nivel de sucursal. Ya no solo son imágenes, también tenemos precios e inventarios, porque las latencias son significativamente más bajas”, explicó Argumedo. La implementación de edge permitió una reducción de costos de hasta 50%, pero lo más impresionante fue la reducción de latencia, que pasó de segundos a nanosegundos. “Por lo menos en este caso de uso, los beneficios son gigantes. Nosotros estamos muy convencidos de la utilidad de edge”.

Esta tecnología de vanguardia también se está usando para controlar mejor los gastos que el departamento de IT realiza en la nube. Los volúmenes de información pueden crecer muy rápidamente, detonando el encarecimiento de la nube por arriba de las proyecciones. “Teníamos 350 Mbps de conexión simétrica, pero llegamos a un punto en que nuestro proveedor nos dijo que era demasiada la carga que estábamos enviando a la nube”, comentó Fernando Velasco Loera, CIO de Colchones Wendy y ganador de “Las más innovadoras” en 2017. “Ahí tuvimos que tomar una decisión: o incrementamos nuestro ancho de banda (con los costos asociados), o solo enviamos la información más relevante a la nube. Hicimos un procesamiento local con dispositivos más o menos potentes y el resto lo mandamos al cloud. Con eso logramos por fin un equilibrio entre el ancho de banda y la latencia”.

¿Dónde comienza el borde y dónde termina?

Debido a lo relativamente nuevo de edge computing, el concepto puede confundirse con muchas otras tecnologías, incluso con esquemas tradicionales como cliente-servidor, pues sus límites no están tan claros. Valentín Martínez Rodríguez, vicepresidente de Tecnología e Innovación de Intercam, advierte que las regulaciones han sido un obstáculo para el despliegue de esta tecnología en industrias como la financiera. “No nos dejan subir datos de clientes a la nube. Tan solo para migrar nuestro correo electrónico a una nube, tardamos seis meses en burocracia y documentación”.

Al respecto, Argumedo apuntó que el hecho de tener los datos a nivel local no debería ser un obstáculo para utilizar edge. Patricio Dueñas, Enterprise Territory Manager de Tenable México, coincidió con la líder IT de La Comer. “Es importante tomar en cuenta que se puede mantener el mismo nivel de seguridad que en otras arquitecturas. La capacidad de extender las políticas de seguridad hacia el edge ya existe”.

Pocos de los asistentes al vTalk habían implementado edge, pero el interés en esta tecnología y la confianza en lo que permite lograr está en niveles más altos que nunca.

Más allá de la seguridad que logre alcanzarse, las regulaciones no avanzan necesariamente al mismo ritmo que la tecnología. Juan José Luis Cisneros, director de Sistemas de Finamex Casa de Bolsa, afirmó: “No conocen el edge. El tema normativo será siempre una piedra en el zapato. Aun cuando edge pueda ser muy seguro, nosotros tenemos que pasar por un calvario de ocho meses de papeleo para poder implementar algo así”.

David López, Sales Manager de Rackspace México, admitió que edge sigue siendo un área un poco gris, pero que los servicios financieros deberían estar capacitados para implementarlo. “Como concepto, edge significa mover el procesamiento cerca del usuario, porque la latencia mata muchos servicios. Por ende, el modelo de datos tiene que cambiar: es muy importante delimitar cuáles son los datos que tienen más tránsito, qué tipo de seguridad necesitan, y cómo volverlos más accesibles a quienes los usan. En los casos de industrias más reguladas, los datos no se quedan en la nube, solo transitan por internet. Por eso, algunas aplicaciones financieras sí pueden hacer uso del modelo”.

Para entender esta tecnología también es necesario diferenciar entre “edge computing” y “edge data center”. “Lo importante es dónde se hace el procesamiento. Si no me importa la latencia y tengo buenos costos, el procesamiento puedo hacerlo en la nube. Si necesito tiempos de respuesta mínimos tengo que hacerlo en edge. Ahora bien, ese procesamiento edge se puede hacer en un dispositivo privado (como un teléfono móvil, servidor edge on-premises o un servidor local) o en un data center edge. Estos últimos son provistos y mantenidos por fabricantes, pero se encuentran geográficamente mucho más cerca del usuario que las alternativas tradicionales”, aclaró Marco Damian, ‎Senior Territory Account Manager de Panduit.

El cómputo “en el borde” también habilita entregar una mejor experiencia al cliente. Jorge Islas, arquitecto de soluciones de Liferay, explica que los casos B2B presentan grandes oportunidades: “Cuando un cliente de manufactura hace una orden por debajo de lo usual el movimiento es detectado por machine learning. Te dice: tu cliente hizo una compra anómala, quizás necesita atención adicional. Esa información la necesitamos de forma inmediata para realmente otorgar el mejor servicio.  Gracias al edge, tu ejecutivo de cuenta puede contactarte con alternativas acordes a los datos que ya tenemos de ti, al contexto económico presente y sin ningún tipo de retraso”.

La madurez del ecosistema

Los proveedores pueden representar un freno a la expansión del mercado, como expresaron varios de los participantes. Tal es el caso de Juan Manuel Márquez Torres, CIO y director de Estrategia Empresarial de Granjas Carroll de México, quien intentó implementar edge en sus 150 granjas de cerdos. Debido a la escasa conectividad en sus locaciones “hasta conseguir un enlace a internet es prácticamente imposible. Edge nos hubiera servido mucho. Nos acercamos a los proveedores, pero hacen falta muchos desarrollos distintos para implementarlo de forma correcta. Fracasamos en los tres o cuatro pilotos que desarrollamos en México. Desde mi punto de vista, aún no existe la suficiente madurez en el país”.

Argumedo, de La Comer, considera que los últimos dos años han sido de mucho crecimiento y maduración a nivel de proveedores. “Ya están muy bien. La capacidad de integración es el punto crucial. Hay que trabajar el caso de negocio, pero una vez que ya está implementado edge resulta muy sencillo. Muchos dicen ‘esto lo hacíamos en los años 80, con el cómputo distribuido, ¿cuál es la novedad?’. Yo le digo que lo experimenten, es muy distinto y los ahorros son francamente impresionantes. Les recomiendo revisar las alternativas”, afirmó convencida.

Más allá del debate, el interés por edge entre los líderes IT mexicanos está en un punto muy alto. Organizaciones de todo tipo están explorando esta alternativa para obtener ventajas competitivas en el exigente mundo digital. La aceleración del uso de la nube que operó en 2020, en especial en sus despliegues híbridos, sentó las bases para encaminar a las organizaciones hacia el edge, pero el tramo final de la implementación requerirá de una investigación profunda de los casos en que pueda aprovecharse, y de los partners tecnológicos que estén capacitados para asociarse en el proyecto. Entre tanta incertidumbre, si algo queda claro es que se seguirá escuchando de edge cada vez con mayor fuerza en el mundo de sistemas.

Los líderes IT que honraron a IT Masters Mag con su presencia en esta ocasión fueron: Juan Carlos Aldana Ayala, Enrique Alonso de León, Iván Emilio Alonso Hernández, Roberto Enrique Anguiano Morín, Flor Argumedo Moreno, Humberto Campos Valdés, Juan José Luis Cisneros López, Humberto Enríquez Martínez, Francisco Rafael Flores de la Paz, Norberto Galindo Ramírez, Claudia Julieta Galindo Reza, Rubén Arturo García Gómez, Raúl García Jiménez, Héctor García Mendoza, Carlos García Mireles, Mario Antonio García Olvera, José Antonio Hernández Flores, Jorge López, Juan Manuel Márquez Torres, Valentín Martínez Rodríguez, Armando Méndez Hernández, Ignacio Muñoz Franco, José Luis Núñez Guzmán, Gabriel Olguín, Rafael Pimentel Pinto, Luis Felipe Rubalcava Moreno, Daniel Solano Pizarro, Antonio Valle López, y Fernando Velasco Loera

http://salalacalleymuere.tumblr.com

Director editorial de IT Masters Mag. Experto en gatos, libros y en los intrincados procesos tecnológicos que atraviesan el funcionamiento de las sociedades en todas sus expresiones.

Related posts

Deja un comentario