Cuatro predicciones de infraestructura digital que marcarán la próxima década

No hay quién detenga a la transformación digital empresarial tras la aceleración que ganó en el confinamiento. Esta verdadera revolución tecnológica ya cambió las formas de trabajo, consumo y abrió nuevas oportunidades de negocios, pero también está dando forma a la infraestructura del futuro.
De acuerdo con IDC, en 2023 la infraestructura digital será la plataforma principal para todas las iniciativas de IT y automatización en el mundo, así que la importancia de que este elemento sea rápido, confiable y seguro crecerá hasta volverlo un diferenciador fundamental en todo tipo de negocios.
Quién tiene claro cómo irán operando estas transformaciones es Equinix. La empresa de Redwood City, California es el proveedor de centros de datos de colocación más grande en la actualidad, con alrededor de 11% del mercado global.
Amet Novillo, director general de Equinix México

IT Masters Mag platicó con Amet Novillo, director general de Equinix México, para conocer qué tendencias serán las protagonistas en el mundo de la infraestructura durante los próximos diez años.

  1. Superar la complejidad de la multinube híbrida definirá el éxito: Para 2023, 40% de las compañías más grandes del mundo ya estarán modificando sus procesos de selección de nubes para concentrarse más en las necesidades del negocio que en los requerimientos de IT. Este tránsito ya está volviendo más compleja la operación y las exigencias de los departamentos de Sistemas, con un gran número de nubes de distintas características, adquiridas por departamentos variados y también sumando la popularidad creciente de los modelos como-Servicio. De acuerdo con Novillo, la nube es el lenguaje que pronto todos estarán hablando y la situación no cambiará con facilidad. Es por esto que los líderes digitales deberán recurrir a herramientas como automatización, machine learning, y una cuidadosa selección de APIs para obtener la ventaja competitiva que requieren de sus nubes. “En la región vemos con placer el crecimiento en la adopción de multinube. La migración de elementos críticos hacia estos ambientes se está volviendo cada vez más pronunciada y la convivencia de nube privadas, públicas y servicios habilitará una flexibilidad sin precedentes para todo tipo de empresas”.
  2. La inteligencia artificial en el edge potenciará a 5G y IoT: El edge es uno de los conceptos más de moda en la actualidad, aún cuando son pocos quienes realmente lo han implementado con éxito. El despliegue más robusto de 5G y la ubicuidad de la automatización y el machine learning harán más conveniente y rápido para las empresas entrenar sus algoritmos de ML en el edge en lugar de enviar la información a la nube o a un servidor centralizado. Esta tendencia se reforzará además porque los algoritmos ligados a la automatización serán cada vez más valiosos para las compañías, así que no querrán sacarlos de sus dominios y exponerlos a los potenciales riegos de internet. También proliferarán los centros de datos edge, que acortarán las distancias y mejorarán la experiencia en aplicaciones de nube que requieren latencias bajas.
  3. Una era de desconfianza digital: La ciberseguridad será un tema tan importante hoy como en los próximos diez años. Los atacantes cuentan con recursos prácticamente ilimitados y cada vez les resulta más fácil obtener dinero de sus acciones cibercriminales. La movida hacia el trabajo remoto, la marcha imparable de la nube y la digitalización generalizada de todos los actores que participan de una compañía solo hará crecer las superficies de riesgo. La seguridad debe ser un trabajo de todos, pero tiene que estar bien orquestada por CIOs y CISOs, que cuentan con aliados en modelos como zero-trust convergentes, que integren IT y OT con visibilidad y control completos. La colaboración entre empresas, Gobierno y proveedores no será opcional si el objetivo es sobrevivir a esta cada vez más ruda guerra contra el cibercrimen.
  4. La sustentabilidad crecerá de la mano con la innovación (y también los ahorros): Los centros de datos serán alimentados en un 100% por energías renovables, como parte de un movimiento generalizado de todas las industrias hacia la sustentabilidad. Los equipos IT del planeta Tierra están reformulando sus protocolos operativos, optimizando sus diseños, agilizando sus cadenas de suministro y en líneas gruesas afinando con apoyo de datos todo gasto innecesario, lo que incluye reducir el consumo de energía en todos los procesos posibles. Amet Novillo explica que los clientes ya están solicitando que su infraestructura esté alineada con los objetivos climáticos del planeta, y ya no solo por presentar una buena imagen sino también por las ventajas que otorga a nivel de innovación y agilización de la operación.

Planes de expansión

El director general de Equinix México adelanta también que sus nuevos centros de datos para la región ya están en el horno y que pronto se anunciarán las fechas. “Compramos un territorio muy grande, para construir un data center del doble del tamaño del Estadio Azteca. Vemos crecimientos en Monterrey, en Querétaro y también en otros lugares de América Latina. Somos un habilitador de infraestructura digital y estamos preparados para ayudar en este proceso tanto a los canales como a los tomadores de decisiones”, concluye Amet Novillo.

http://salalacalleymuere.tumblr.com

Director editorial de IT Masters Mag. Experto en gatos, libros y en los intrincados procesos tecnológicos que atraviesan el funcionamiento de las sociedades en todas sus expresiones.

Related posts

Deja un comentario