Lenovo registra ingresos y utilidades récord y se transforma de una compañía de dispositivos a una de soluciones

Durante su reunión anual global de empleados, transmitida a 63,000 trabajadores, la compañía china desveló su estrategia, en la que resalta su promesa de proveer infraestructura punta-a-punta. 

Anticipando un año fiscal con resultados récord, Yaunqing Yang, CEO de Grupo Lenovo, dio a conocer el pasado mes de abril su cuarta transformación en 35 años de historia para convertirse en un “líder tecnológico que combina dispositivos, servicios, software y soluciones”.

En efecto, los resultados del año fiscal 2020/21 de la compañía con sede en Hong Kong se dio a conocer un mes después con bombo y platillo. Gracias a sus capacidades combinadas, el grupo registró un nuevo hito en ingresos: poco más de $60,000 millones de dólares y utilidades anuales récord. Comparado con el año fiscal anterior, Grupo Lenovo registró un crecimiento de 20% en ingresos y 77% en utilidades netas, sumando $1,178 millones de dólares. 

Tan solo en su cuarto trimestre fiscal, concluido en mayo, la empresa registró el crecimiento más rápido en una década. De acuerdo con Yang, ello se debe a “al aprovechamiento de las competencias clave de una estrategia clara, productos innovadores, excelencia operativa y un modelo global-local que puede satisfacer las necesidades del New Normal”. 

En lo que respecta al avance en materia de cómputo empresarial, el Grupo de Centros de Datos creció 32% con respecto al año anterior, lo que represento el quinto trimestre fiscal de crecimiento continuo. El director en México de esta unidad de negocios, Ricardo Galicia, concedió una entrevista en torno al toque local que adquirirá la transformación de la compañía, que de entrada renombró esta unidad de negocios como Grupo de Soluciones de Infraestructura (ISG por sus siglas en inglés), enfocada en infraestructura inteligente. 

Por lo pronto, Galicia tendrá sobre su espalda parte de la presión que representa el objetivo trazado por Yang para esta división: crecer a doble dígito en el actual año fiscal.

Todo se vuelve inteligente

La nueva imagen y estructura de la compañía apenas ha comenzado a recorrer el mundo. A pesar de entrar en efecto a partir del 1º de abril pasado, en México apenas se estará dando a conocer. 

Lenovo alineó sus grupos de negocio en torno a una nueva estructura organizativa basada en Smart IoT, Smart Infraestructure y Smart Verticals, dando por resultado tres grupos: Intelligent Devices Group (IDG), enfocado en Smart IoT; Infraestructure Solutions Group (ISG), para infraestructura inteligente; y Solutions & Services Group (SSG), que dará servicios de manera horizontal o cruzada a los otros dos grandes grupos. 

De acuerdo con Ricardo Galicia, Lenovo está muy bien posicionado en la región y particularmente en México. Este último es uno de los diez países más grandes a nivel mundial para el negocio de Lenovo en todas sus divisiones. 

“Es decir, será un área que va a llevar los servicios de nuestro portafolio entre todas las divisiones para tratar de trasladar eso al cliente y al asociado de negocios, y que nos comiencen a percibir todavía más como una empresa que puede entregar de punta a punta, sin importar el tipo de solución”, abundó Galicia.

En otras palabras, se trata de cambiar la percepción del cliente de que Lenovo tenía unidades independientes, por un lado el Data Center y por otro Motorola o cómputo. Al mismo tiempo, se pueden aprovechar las relaciones y base instalada actual de una división en favor de otra. 

Galicia ejemplificó: “Bajo esta nueva estrategia yo puedo ir un con banco y proveerle el centro de datos, pero también el dispositivo que termina en la mano de un empleado o del cliente final. Y todo esto ya lo podemos llevar en conjunto. Entonces, adicional a lo que damos al mercado, al interior de la compañía, también hay muchos cambios culturales. Ahora hay mucha colaboración entre todos nosotros para que estemos yendo al cliente juntos y no nos vean separados, que es la percepción que queremos empezar a cambiar en los clientes.”

Evitar malentendidos

Ya la compañía había experimentado una cierta esquizofrenia en el pasado. Cuando Lenovo adquirió en 2014 la división de dispositivos de Motorola y la de Data Center de IBM intentó una integración que no funcionó. 

Galicia reconoce que hubo errores y llegó un momento en que, dependiendo del mercado, se hizo una división clara entre las unidades “porque la empresa se dio cuenta que no estaba siendo lo necesariamente eficiente de cara a los clientes”. A partir de esas lecciones, ahora se quiere volver a la integración para que no vuelva a suceder que el cliente se confunda, resultado de la propia confusión al interior de la compañía. 

“Estamos integrándonos de manera gradual, paulatina. Hay mercados más maduros que otros. Hay mercados donde a lo mejor ya está muy bien posicionado Lenovo en sus tres divisiones y es más fácil hacer este cambio de cara al cliente. Hay mercados donde primero hay que empezar a posicionar alguna división que quizás no está tan bien. Sin embargo, es necesario respetar la especialización. Uno de los errores que cometió Lenovo ‒y han cometido muchas empresas en esfuerzos de este estilo‒, es que a veces creemos que podemos ser todólogos y entonces el que vendía las computadoras ahora quiere vender servidores y viceversa. Ahora no. Probablemente la relación en el nivel top con los clientes sí pueda ser ideada por una persona con buen posicionamiento con ellos, pero esa persona tiene que estar soportada en la compañía con especialistas de cada vertical. Eso yo creo que va a ser la clave de que comience a ser un éxito la nueva estructura,” admitió Galicia.

En cuanto a la madurez de mercado latinoamericano, el ex especialista de Ventas del sector retail en IBM, dijo que Lenovo está muy bien posicionado en la región y particularmente en México. De hecho, México es uno de los diez países más grandes a nivel mundial para el negocio de Lenovo en todas sus divisiones. 

Edge computing e infraestructura “as-a-service”

Entre los principales ofrecimientos del nuevo ISG estarán el edge computing y la contratación de infraestructura como servicio, de lo cual ya se dio un adelanto en este mismo espacio

También se estarán posicionando nuevos servidores tan portables como una laptop, que servirán en el edge para soportar la proliferación del IoT. Es decir, acercar el centro de datos lo más cerca del dispositivo. 

“Hoy en día los centros de datos están lejos. Es diferente poder transportar un centro de datos que una laptop. La novedad consiste en un servidor que es del tamaño de la laptop e incluye una antena 5G. Hoy en día ya es compatible con LTE, que es adonde se conectan nuestros celulares. Este será el caballo de batalla para IoT”.

Galicia añadió que esos servidores ya se han probado en barcos pesqueros en altamar. El servidor está conectado y la tripulación puede tener información en tiempo real sobre los sitios donde pueden tener una pesca exitosa. 

En cuanto a la infraestructura como servicios es hacia donde se está moviendo el mercado. Muchos clientes hoy en día están muy enfocados al pago por uso. Lenovo ya lo viene ofreciendo desde hace más de un año con todo su portafolio de infraestructura, desde el servidor más pequeño hasta el más grande, además de software y servicios. De manera que si los clientes tienen picos de operación en su día a día, pueden visualizar una facturación variable sin descapitalizarse. 

El cliente decide dónde pone el servidor, si en su propio data center, en el de un tercero o en la nube. “Entonces aquí nosotros estamos llevando la experiencia financiera de la nube, pero con la ventaja de poder tener la infraestructura administrada y la información como en la vieja escuela, que le funciona mucho a los clientes de ciertos segmentos. El dueño de la infraestructura es Lenovo en los libros contables del cliente. Es un esquema de arrendamiento. El cliente me dice dónde la pongo, yo la opero y le cobro por uso. Esa es la gran diferencia versus un esquema de nube”, abundó Galicia.

Lenovo en México pone así en marcha la nueva estrategia organizacional con miras a satisfacer una demanda creciente, frente a la que se presenta bien armado. 

Mónica es fundadora, presidenta y directora general de Netmedia. Su trayectoria periodística inició en la revista Expansión. Ha sido editora y creadora de publicaciones especializadas en IT durante más de tres décadas. Escribe su columna “Contraseña” desde inicios de la década de los 90, misma que sigue vigente en su blog personal. Ha sido conductora, moderadora y conferencista en múltiples foros de la industria, y ha entrevistado a decenas de líderes de las principales compañías del medio.

Related posts

Deja un comentario