Nearshoring en México y la industria IT | IT Masters Mag

Nearshoring en México y la industria IT: ¿cómo se relacionan?

Desde Estados Unidos se busca contar con proveedores cercanos — aquellos con los que se comparte frontera— y confiables en materia de servicios IT, desarrollo e ingeniería de software.

Publicado el 05 Abr 2023

Nearshoring

Marcela Padua

México es uno de los países que puede beneficiarse con el nearshoring y la industria tecnológica es protagonista.

Desde Estados Unidos se busca contar con proveedores cercanos, aquellos con los que se comparte frontera y confiables en materia de servicios IT, desarrollo e ingeniería de software.

Más concretamente, las áreas de oportunidad en la industria IT mexicana están en: análisis de datos, servicios de nube, ciberseguridad, soporte IT y desarrollo de software.

Algunas empresas IT y de alta tecnología que han llegado a los pa

rques industriales del país para aprovechar la oleada de nearshoring son: Noah Itech, compañía china enfocada en alta tecnología, en Monterrey; Odata, empresa brasileña especializada en centros de datos, en Querétaro; Layer 9, dedicada a soluciones de centros de datos de gran escala, en Guanajuato.

¿Qué es el nearshoring?

Nearshoring o deslocalización cercana es la estrategia de reubicación de instalaciones manufactureras o comerciales, trasladándolas a regiones geográficas cercanas a los mercados de consumo.

Es decir,  una estrategia empresarial que implica la externalización de servicios o procesos de negocio a proveedores ubicados en países cercanos geográficamente, en lugar de optar por la tercerización offshore en ubicaciones más alejadas. Esta práctica se ha vuelto cada vez más popular debido a sus ventajas, que incluyen una proximidad cultural, zonas horarias similares y menores barreras lingüísticas, lo que facilita la comunicación y colaboración entre las empresas y sus proveedores. El nearshoring busca equilibrar la eficiencia de costos que ofrece la tercerización con la necesidad de mantener un mayor control y calidad en la entrega de servicios o productos, a menudo beneficiando a empresas que operan en regiones geográficamente cercanas.

Ventajas y desventajas

Entre los principales beneficios del nearshoring está la reducción de costos logísticos y de mano de obra, la minimización de riesgos de las cadenas de suministro, la reducción de tiempos para llegar con los consumidores finales, mejorando así la percepción de servicio al cliente.

De igual manera hay incremento en la eficiencia, en la calidad y en la flexibilidad de los procesos productivos.

En contraparte, algunas desventajas del nearshoring incluyen por ejemplo un menor control en la ejecución de procesos al estar delegando parte del trabajo en una compañía externa.

  • También es posible que se incurra en costos adicionales derivados de la capacitación y recursos necesarios para el inicio de operaciones, o bien, tiempos prolongados para la adaptación de los trabajadores a los esquemas operativos de nearshoring.

Conceptos alrededor de “shoring”

  • Offshoring o deslocalización: es el trasladar parte o todas las operaciones de producción al extranjero para reducir los costos de manufactura.
  • Reshoring: también conocido como Onshoring, es el proceso de regresar una operación productiva desde el extranjero, de vuelta a casa.
  • Nearshoring o relocalización: la producción se traslada a países geográficamente más cercanos o estables, compartiendo una misma franja horaria.

Onshoring vs reshoring

El onshoring y el reshoring son dos enfoques relacionados con la ubicación de la producción o los servicios empresariales, pero difieren en su contexto temporal. El onshoring implica la reubicación de operaciones de producción o servicios en el país de origen de la empresa, a menudo con el objetivo de aprovechar la proximidad a los mercados locales y el control total sobre la calidad y la cadena de suministro. Por otro lado, el reshoring se refiere al retorno de operaciones o empleos previamente desplazados a otros países, generalmente debido a factores como los costos laborales crecientes en el extranjero o la necesidad de reducir riesgos en la cadena de suministro. Ambos enfoques reflejan un cambio hacia una mayor autonomía y control en la toma de decisiones empresariales, pero el onshoring se relaciona más con la ubicación inicial, mientras que el reshoring implica un retorno a la ubicación original.

Consideraciones

La relocalización de empresas requiere de fuertes inversiones, que pueden ser pagadas con capital propio. Sin embargo, los costos de la inversión inicial preferentemente son financiados a través de deuda contratada con agencias como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fondos especializados o arrendamiento financiero.

El BID prevé que los beneficios financieros a largo plazo se traducirán para México en un crecimiento aproximado de $35,000 millones de dólares en sus exportaciones, tan solo como consecuencia del nearshoring.

Las consideraciones lingüísticas y culturales son parte de los muchos aspectos a evaluar cuando se trata de nearshoring. Trabajar con proveedores y socios que tienen afinidad en idioma y cultura, facilita la comunicación al tiempo que reduce el riesgo de malentendidos y errores, lo cual se traduce en mejores productos.

La práctica de nearshoring da a las empresas una ventaja competitiva al implementar un servicio de contratación cercano, aprovechando los beneficios derivados de menores costos, al igual que más control gracias a que la proveeduría está en la misma zona horaria.

La drástica reducción en los tiempos de tránsito y entrega es un factor que también juega a favor del nearshoring en México.

Los clientes en Estados Unidos y Canadá pueden estar recibiendo sus mercancías desde las instalaciones mexicanas en un plazo de pocos días, esto es un impacto en tiempo real que redunda en beneficios, en los cuales se incluye adicionalmente el tema de Costo Destino (landed cost o costo total desembarcado), que es el precio total de un producto hasta que llega a la puerta del comprador.

Las causas del nearshoring en México

Antes de hablar acerca de los riesgos que podrían hacer fracasar el nearshoring en México, es importante entender el escenario actual que da lugar a la gran oportunidad para nuestro país como polo de atracción para este tipo de inversión extranjera directa (IED).

Como antecedentes directos tenemos, primero, las desavenencias comerciales que hubo entre la administración de Donald Trump y el gobierno chino, afectando el supply chain; en segundo lugar, la pandemia de COVID-19 y las consecuencias de paralización en las cadenas de suministro globales, aún sin plena recuperación. Y, por último, la guerra en Ucrania.

Con miras al aseguramiento del abasto hacia los mercados compradores de bienes a escala industrial, la estrategia de nearshoring es la que prevalece actualmente en todo el mundo.

Siendo Estados Unidos y China las dos más grandes economías del planeta, con el potencial de ésta última buscando abastecer a la primera, México está geográficamente en la ubicación perfecta para ser el socio de nearshoring ideal.

Además, es parte fundamental del recién renovado TLC (Tratado de Libre Comercio) o T-MEC. Sus ventajas están muy por encima de otros países americanos.

¿Qué recursos ofrece México para el nearshoring?

En lo que corresponde a recursos de calidad, precisamente porque hay una historia de tres décadas del TLC, a ojos del titular de la American Chamber of Commerce (AmCham) México, el país tiene no solo experiencia en nearshoring por ser socio de Estados Unidos en un tratado comercial de alta envergadura, sino que también, a manera de ejemplo, cuenta con el llamado “Silicon Valley” en Jalisco cuyo potencial en materia del desarrollo y suministro de componentes electrónicos, es decir, alta tecnología, es relevante.

Para la industria aeroespacial, el hub establecido hace varios años en Querétaro es muestra de recursos de calidad, donde los acuerdos entre universidades, empresas y gobierno estatal dan muy buenos resultados. Nuevamente, alta tecnología. Se suman los casos de Nuevo León, Estado de México y Yucatán, por mencionar los principales.

Preocupaciones como la del compromiso del trabajador a largo plazo o bien las diferencias culturales que pueden impactar la productividad, pueden ser el resultado de mala comunicación o de mala gestión, sin embargo, al tratarse de trabajadores especializados, debe verse bajo una óptica distinta.

De acuerdo con NorthWare, el talento en México es de calidad; prueba de ello es que se cuenta con más de 500,000 profesionales y 180,000 ingenieros, trabajadores de IT y técnicos que se gradúan en más de 120 universidades mexicanas cada año.

En materia de costos laborales, los salarios en México son sustancialmente más bajos que en Estados Unidos.

Además, hay un crecimiento sostenido en la cantidad de egresados de las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

En la relación México-Estados Unidos también hay similitud cultural y la ventaja de que muchos profesionales mexicanos se desenvuelven bien en el idioma inglés.

Las prácticas de respeto a la propiedad intelectual se reconocen como una ventaja adicional cuando de México se trata.

Ejemplos en México

El nearshoring en México ha sido una opción atractiva para muchas empresas estadounidenses y de otros países debido a su proximidad geográfica y otras ventajas comerciales. Algunos ejemplos de industrias y empresas que han optado por el nearshoring en México incluyen:

  1. Industria Automotriz: Grandes fabricantes de automóviles como General Motors, Ford, Toyota, y BMW tienen plantas de producción en México para ensamblar vehículos destinados a los mercados de América del Norte y otros lugares.
  2. Electrónica: Empresas como Samsung, Sony y Panasonic han establecido instalaciones de fabricación y ensamblaje en México para productos electrónicos de consumo.
  3. Aeroespacial: México ha atraído inversiones de empresas como Bombardier, Airbus, Honeywell y Safran, que fabrican componentes y realizan actividades de mantenimiento en el país.
  4. Manufactura en General: Muchas empresas de manufactura diversa, desde textiles hasta dispositivos médicos, han establecido operaciones de producción en México debido a la mano de obra calificada y los costos competitivos.
  5. Tecnología de la Información y Servicios (TI): Empresas de TI y centros de llamadas offshore han establecido operaciones en ciudades mexicanas como Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara para proporcionar servicios a clientes de habla inglesa.
  6. Industria de Alimentos: Empresas como Nestlé y Bimbo han invertido en la fabricación y distribución de productos alimenticios en México para abastecer tanto al mercado interno como a los mercados de exportación.

Peligros del nearshoring en México.

  • No obstante, aún con todos los argumentos favorables anotados arriba, la inestabilidad política en México, la percepción de incertidumbre legal y una excesiva burocracia se colocan como tres de los componentes riesgosos para concretar la captación de IED que se traduciría en infraestructura.

De acuerdo con recientes análisis acerca del nearshoring publicados por BBC News Mundo y por Garrigues, una firma internacional de servicios legales y fiscales, hay ciertos temas sensibles que deben ser revisados con detenimiento por quienes buscan relocalizar sus empresas de nearshoring en nuestro país, ya que la operación de negocio depende de ello. Temas que involucran al sector gubernamental, tanto en materia de políticas públicas como en cuestiones legislativas.

  • Abasto energético: muchas de las empresas que buscan instalarse en México son intensivas en consumo energético y no están encontrando la certeza en disponer de la energía eléctrica que requieren.
  • Arrendamiento, adquisición y/o construcción de instalaciones: Principalmente en parques industriales, los cuales reportan tener una ocupación que ronda el 97%, luego de haber crecido 30% en 2022. Hay identificados otros 47 parques industriales en proyecto o en construcción.
  • Seguridad de la Información: Se prevé que aumentarán hasta triplicarse el número de los ataques de hackers conforme se incremente el número y complejidad tecnológica de empresas operando en México debido al nearshoring. Los ciberdelincuentes están buscando atacar infraestructuras críticas, de ahí que las inversiones y estrategias de ciberseguridad deben ser prioritarias.
  • Seguridad en general: La presencia y control de algunas regiones por parte de grupos delincuenciales y del narco es un tema a evaluar, ya que incrementa el riesgo de volver inoperantes a los negocios.

Escenario latinoamericano

Argentina, Costa Rica, Chile y otros países del entorno latinoamericano tienen integradas atractivas ofertas de nearshoring destinadas a la captación de proyectos e inversiones del mercado global. En el escenario latinoamericano de reshoring, se ha observado un aumento gradual en la repatriación de operaciones y la producción por parte de empresas que anteriormente habían externalizado sus actividades en busca de costos laborales más bajos en el extranjero. Factores como la volatilidad en la cadena de suministro global, la necesidad de reducir riesgos y garantizar una mayor calidad han impulsado esta tendencia. Además, la pandemia de COVID-19 destacó la vulnerabilidad de las cadenas de suministro internacionales, lo que llevó a muchas empresas a reconsiderar la proximidad y la resiliencia en sus operaciones. Aunque el reshoring en América Latina aún se encuentra en desarrollo y es más notable en algunos sectores específicos, como la manufactura, esta tendencia está ganando terreno a medida que las empresas buscan equilibrar la eficiencia con la estabilidad en sus cadenas de suministro.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Si piensas que este post es útil...

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Redacción IT Masters Mag
Redacción IT Masters Mag

Un equipo de profesionales del periodismo, la comunicación, las artes gráficas y los medios digitales.

email Contácteme

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2