¿Cómo encontrar trabajo recién egresado de una carrera IT?

Conseguir el primer empleo puede ser tan retador para un recién egresado como pedirle a un corredor principiante que gane un maratón. Entre los primeros obstáculos con los que se va a topar está la falta de experiencia laboral, pues gran parte de las vacantes que hay en el mercado piden varios años de trabajo comprobable a los candidatos.

No obstante, las ofertas laborales del sector pueden ser tan atractivas que valdrá la pena postular incluso si la dificultad es alta. Uno de los primeros ganchos es el salario. Para el segundo trimestre de 2021, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, STPS-INEGI ubicó en la décima posición de las carreras mejor pagadas en el país a “Tecnologías de la información y la comunicación”, con un salario promedio de $14,784 pesos mensuales. Mientras que el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la señala como la novena carrera profesional mejor pagada en México, con un salario promedio de $13,388 pesos al mes, y ocupa el décimo lugar en las carreras con mayor número de profesionistas, con 369,951.

Al poner el foco en puestos en el extranjero y el trabajo remoto, los sueldos se incrementan considerablemente.

En términos generales, obtener certificaciones y especializarse en lenguajes de programación serían dos puntos de partida para mejorar el impacto del curriculum de un recién egresado de carreras IT que entra al mercado laboral.

De acuerdo con el reporte de salarios 2021 de Robert Half, los profesionales IT que cuentan con las certificaciones más cotizadas actualmente ganan entre cinco y 10% más que sus compañeros del mismo nivel. De acuerdo con el IT Skills and Salary Report, de Global Knowledge, un profesionista certificado puede obtener aumentos salariales de hasta $12,000 dólares al año.

Primer trabajo como recién egresado

Para aclarar un poco el panorama de los recién egresados, IT Masters Mag entrevistó a Emmanuel Olvera, director general de EmpleosTI, plataforma de reclutamiento especializado en el área tecnológica que ofrece 700 vacantes mensuales en promedio.

De acuerdo con el ejecutivo, una de las primeras recomendaciones tiene que ver con el curriculum. “Al carecer de experiencia, el aspirante no puede llenar la sección de ‘empleos anteriores’, pero sí puede referirse a proyectos escolares de largo alcance que podrían ser interesantes para el reclutador. Recomiendo citar dos proyectos que hayan sido relevantes durante la carrera o aquellos de los que el aspirante se sienta orgulloso”.

Olvera destaca la importancia de describir claramente qué se hizo y qué tecnologías se utilizaron para dar pie a que se aborde el tema durante la entrevista laboral. Esa información sería un punto de partida tangible para demostrar la capacidad del recién egresado para afrontar determinados retos. Si se llega a la fase de entrevista técnica se puede hablar ahí de los proyectos como un ejemplo del trabajo que se ha realizado. Aquí cobran relevancia las prácticas profesionales que se realicen durante los estudios universitarios, colaborar en una empresa en cualquier grado también cuenta como experiencia laboral.

Otro rubro en el que Olvera considera importante que los recién egresados pongan atención es la sección de habilidades técnicas. En esa parte, el entrevistado ha observado que los candidatos cometen el error de mencionar muchas cosas.

“En la escuela nos enseñan buenos fundamentos: redes, bases de datos, Oracle, MySQL. Pero es más recomendable no enlistarlos todos, sino mencionar cinco de ellos en los que el aspirante se sienta más fuerte. Y habría que poner niveles de dominio, en cuáles considera que tiene un conocimiento intermedio y en cuáles se tiene un nivel avanzado. De esta manera, el reclutador se dará cuenta qué tipo de proyectos realizó el postulante o en qué tecnología podría tener mayor dominio”.

Ir más allá de los aprendizajes curriculares puede llamar la atención de los reclutadores. Olvera indica que cuando ve en un CV que el recién egresado menciona tecnologías nuevas o lenguajes de programación que no sean los comunes que se ven en la escuela, invariablemente eso capta la atención.

“Cuando el aspirante aprende por su cuenta muestra que le gusta ir un paso adelante. Saber que se está desarrollando en determinadas áreas fortalece el perfil del candidato y puede hacer atractivo contactarlo aunque no tenga mucha experiencia”, afirma el entrevistado.

Respecto a estas dos recomendaciones, Julio Peña, vicerrector de Empresas de Universidad Tecmilenio, indicó que “el desarrollo de competencias y habilidades no es solo un asunto de los recién egresados. Con la transformación tan ágil que viven hoy el mundo y las empresas, la educación continua es una necesidad para las personas y sus empleadores. Mantenerse actualizados y expandir los conocimientos y habilidades que demanda el mercado laboral contribuye a insertarse a un lugar de trabajo, permanecer en él y, en caso de perderlo, seguir siendo empleables”.

Destacar fortalezas y obtener retroalimentación

Olvera afirma que si el aspirante tiene dominio del idioma inglés debe destacarlo, porque eso va asociado a mejores oportunidades, salarios y prestaciones. En el análisis de salarios del Reporte del mercado laboral TI 2021, EmpleosTI corroboró la importancia de dominar esta segunda lengua, pues hacerlo permite ganar tres veces más en el sector tecnológico que alguien que no tiene un nivel avanzado de inglés.

Involucrarse en procesos de reclutamiento es otra recomendación de Olvera. Esto ayudará a fluir más y a no ponerse nerviosos durante las entrevistas.

Hay empresas que utilizan pruebas técnicas como Code Challenge, de sitios como Tope Coder, Project Euler o Codingame. Olvera señala que hay herramientas para entrenarse e ir practicando antes de llegar al examen. “De manera proactiva, el aspirante puede auto-entrenarse en plataformas de ese tipo para familiarizarse con la duración de las pruebas y su estructura.

El área de recursos humanos suele hacer la primera entrevista para conocer los intereses del candidato, su aspiración salarial y comprobar que tenga por lo menos 80% del perfil requerido. Después vienen las entrevistas técnicas. Si el candidato no es aceptado tiene ahí dos oportunidades de aprendizaje cuando pide retroalimentación para saber qué le faltó y en qué debería seguirse preparando.

Por último, Olvera recomendó a quienes están en la búsqueda de un primer empleo que pidan ayuda a sus contactos con más experiencia —un profesor, un mentor, o incluso un contacto de LinkedIn o de Twitter— que le pueden ayudar a revisar el CV o incluso, a hacer una simulación de entrevista.

Desde la perspectiva de Olvera, hoy en día, muchas empresas están tomando en cuenta el talento que tienen los aspirantes, más que su experiencia. Así que prepararse, destacar las propias fortalezas y estar dispuestos aprender serían acciones útiles para dar el paso rumbo al primer empleo como recién egresado de carreras IT.

Reportera de tecnología. Suele buscar temas de innovación, nuevas aplicaciones IT y seguridad de la información. Periodista por la UNAM; estudió Marketing en el ITAM y Branding en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Storyteller apasionada por la astronomía.

Related posts

Deja un comentario