Los ingresos por minuto de las grandes tecnológicas son tan grandes que parecen mentira

Hace pocos días se publicaron los resultados financieros trimestrales de varias de las compañías más grandes de tecnología del mundo. Los extremadamente positivos niveles de ganancia y crecimiento que obtuvieron podrían hasta considerarse inmorales tras un año de pandemia en el que prácticamente todas las otras industrias sufrieron fuertes impactos.

Las siete compañías, que en conjunto se conocen como FAATMAN (Facebook, Amazon, Apple, Tesla, Microsoft, Alphabet y Netflix), crecieron en $3.4 billones de dólares el 2020, y la tendencia positiva continua. Cada minuto de los primeros tres meses del 2021, Apple, Alphabet, Amazon, Facebook y Microsoft vendieron en torno a $2.6 millones de dólares. Las ganancias diarias sumadas superan los $3,700 millones de dólares, de acuerdo con un análisis de CNBC.

Ingresos por minuto en el primer trimestre del 2021, en dólares:

  1. Amazon: $837,330.25
  2. Apple: $691,234.57
  3. Alphabet: $426,805.56
  4. Microsoft: $321,805.56
  5. Facebook: $201,936.73
  6. Tesla: $80,162.04
  7. Netflix: $55,270.06

Esto significa que los siete líderes del mundo tecnológico están prácticamente nadando en un mar de dinero, al igual que sus directivos. Apple tiene tanta plata extra que planea gastar $90,000 millones de dólares solo en realizar compras de sus propias acciones. Para comparar, el Producto Interno Bruto de Kenia es de alrededor de $95,000 millones. De acuerdo con el New York Times, Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, vale 1.5 veces más que Goldman Sachs, uno de los grupos de banca de inversión y de valores más grande del mundo.

Uno de los problemas posibles que presenta esta ecuación es que se profundizarán las desigualdades y se mermará la competencia. Las empresas FAATMAN aprovecharon la pandemia para realizar una fuerte optimización a sus procesos y generar ahorros en todos los puntos que pudieran soportarlo. Google afirmó que está ahorrando $1,000 millones anuales solo en materia de viajes, entretenimiento y marketing. Pero más importante que los recortes son las nuevas inversiones, que agudizarán la ventaja competitiva de los grandes líderes del mercado. Solo Amazon gastó $50,000 millones de dólares en almacenes y equipo para sus servicios de nube. Las cifras que están manejando estas organizaciones son tan altas que bordean la ficción y dejan a cualquier competencia posible imposibilitada de acortar la distancia.

Todo esto mientras la economía global se contraía en 4.4%, la peor recesión desde 1930 de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, cientos de miles de personas perdían sus empleos y, en México, desaparecían más de un millón de pequeñas y medianas empresas, casi 21% del total contado en el Censo Económico del 2019.

El grupo de los siete

Alphabet, la compañía madre de Google registró sólidos números en casi todos sus frentes el último trimestre, pero el más potente fue Google Cloud, que creció desde los $2,777 millones de dólares en ingresos a más de $4,040 millones. La noticia no es sorpresiva, dada la meteórica alza que ha tenido el uso de la nube durante la pandemia.

Otro punto fuerte para Alphabet fue YouTube, que creció casi 50%, hasta alcanzar $6,000 millones de dólares. 

Para el líder en nube, Amazon, el escenario parece salido de un cuento de hadas. Las ventas trimestrales subieron 44% año contra año, alcanzando $108.500 millones de dólares. Amazon Web Services tuvo ingresos por $13,500 millones, 32% más que el año anterior. 

Apple, por su parte, destruyó la expectativas de los inversores, con ingresos por más de $89,000 millones de dólares, frente a los 77,000 millones proyectados. La compañía de la manzana creció en todas sus categorías. Solo la venta de iPhone pasó de $28,960 millones dólares a $47,940 millones.

Microsoft también creció en prácticamente todas las verticales, aún cuando no existían expectativas demasiado altas este año. La compañía obtuvo un crecimiento de 17% en relación con el primer trimestre del año 2020, mientras que sus ingresos operativos aumentaron 31%, hasta los $17,000 millones. 

La nube fue nuevamente lo que llevó el crecimiento sobre los hombros, con Microsoft Azure creciendo en torno a 50% en el periodo. Microsoft está en un muy buen momento financiero, y se vislumbra la solidificación de varias de sus compras recientes en una oferta sólida para el futuro. 

Otro ganador indiscutido fue Facebook. A pesar de los escándalos que han perseguido a la red social dirigida por Mark Zuckerberg, la compañía reportó ingresos por $26,000 millones de dólares, 3,000 millones más que los esperados por los analistas. Las acciones de Facebook subieron, coincidentemente, 5% después de los anuncios. Aunque no todo fue positivo, pues no se consiguió la meta proyectada de usuarios activos.

Las dos compañías más pequeñas del grupo, Netflix y Tesla, también presentaron resultados positivos, aunque con algunos sinsabores. Tesla facturó $10,389 millones de dólares, 74% más que el mismo periodo del año anterior, pero debajo del cuarto trimestre del 2020. Sin embargo, sus acciones bajaron 4.5% después de presentar los resultados. De acuerdo con el especialista en mercados bursátiles, Hersh Shefrin, esto sucedió porque los analistas creen que el precio de las acciones es cuatro veces más alto que su valor fundamental, y que seguirá disminuyendo en los próximos 12 meses.

Tesla facturó $10,389 millones de dólares, 74% más que el mismo periodo del año anterior, pero debajo del cuarto trimestre del 2020. Sin embargo, sus acciones bajaron 4.5% después de presentar los resultados. De acuerdo con el especialista en mercados bursátiles, Hersh Shefrin, esto sucedió porque los analistas creen que el precio de las acciones es cuatro veces más alto que su valor fundamental, y que seguirá disminuyendo en los próximos 12 meses.

Netflix se está enfrentando a una baja en el ritmo de suscripción, natural si se considera que el crecimiento intenso en nuevos usuarios se dio durante el 2020 y ya queda menos espacio de mercado por obtener. Aún así, la proyección de la compañía basada en Los Gatos, California, era de 6,000,000 de nuevos suscriptores para el trimestre, pero solo consiguió 3.98 millones. Las acciones de la compañía cayeron 10% después de los anuncios.

La nube de oro

Como puede inferirse de la información anterior, las compañías están gastando mucho dinero en la nube. Más específicamente $41,800 millones de dólares solo en los primeros meses de 2021: 35% más que en el mismo periodo del año anterior, de acuerdo con el más reciente análisis de Canalys.

El líder en la industria sigue siendo Amazon Web Services, con el equilibrio entre las fuerzas manteniéndose prácticamente inmóvil. El servicio de nube Amazon cuenta con 32% del gasto, pero Azure ya le pisa los talones, con 19%, mientras Google Cloud se mantiene en el tercer lugar, con 7% del mercado.

El primer trimestre del 2021 marcó la primera vez en la historia en que el gasto en cloud superó los $40,000 millones de dólares. La inversión total fue $11,000 millones más abultada que hace un año, y $2,000 millones más que el último trimestre de 2020.

La nube seguirá siendo el movilizador y la fuente de ingresos principal de las grandes tecnológicas, pero todo parece indicar que el último trágico periodo fue uno de los mejores contextos posibles para sus carteras. Si bien las organizaciones se lanzaron de lleno a la transformación digital en 2020 y eso mejorará sus perspectivas en la nueva realidad, lo cierto es que difícilmente se podrá acceder a un nivel de éxito tan alto como el que obtuvo “el grupo de los siete” en 2020, y si sus ganancias se invierten con solo un poco de inteligencia, bastará para mantenerlas en la cima muchos años más.

 

Christopher Holloway

http://salalacalleymuere.tumblr.com

Director editorial de IT Masters Mag. Experto en gatos, libros y en los intrincados procesos tecnológicos que atraviesan el funcionamiento de las sociedades en todas sus expresiones.

Related posts

Deja un comentario