Cinco tips para ser un CIO moderno

En los últimos 12 meses los CIO adquirieron una notoriedad insólita. Para mantener los reflectores y, además, brillar con luz propia, será indispensable huir de los viejos hábitos y la inercia, al tiempo que se desarrollan habilidades para ser un líder empresarial completo. Aquí hay algunos consejos.

Los CIO ganaron notoriedad debido a un consultor insólito. El virus obligó a las organizaciones a implementar proyectos de digitalización, trabajo remoto, automatización y cooperación que en circunstancias normales habrían tomado meses. Los IT Masters tomaron las riendas de su organización y aceleraron las operaciones digitales casi de la noche a la mañana. Más que nunca, hoy sus pares y la alta dirección confían en ellos para alimentar el motor digital de una organización, y su supervisión estratégica nunca ha sido más valorada y determinante para su éxito a largo plazo.

El CIO que requerirá esta nueva etapa, llámese como se llame, ya no es sólo un gran tecnólogo. El operador de back-office tradicional al que estábamos acostumbrados, se ha ido transformando en los últimos 20 años en un socio comercial, y muchos ya cuentan con un asiento en las juntas de Consejo. Los CIO están involucrándose cada vez más en sus organizaciones y están logrando objetivos empresariales a través de la innovación, no sólo debido a la pandemia. De hecho, de acuerdo con una encuesta reciente de Deloitte y WSJ Intelligence, el 40% de los directores ejecutivos ven a los CIO como el motor clave de la estrategia de negocio en los próximos tres a cinco años.

Es por ello que las responsabilidades y las credenciales de un CIO ya cambiaron, independientemente de si usted ya está en el puesto o aspira a convertirse en uno. Es necesario desarrollar habilidades y competencias más allá de las puramente técnicas, de manera que logre convertirse en un ejecutivo más completo, en un líder empresarial.

En las últimas entrevistas con IT Masters destacados, así como a través de la lectura de muchos testimonios, he podido constatar algunas de estas características comunes:

  1. Fortalezca sus habilidades de comunicación: Atrás quedaron los días en que era difícil arrancarle un párrafo completo a un CIO sin que incluyera tecnicismos, o una declaración sobre la estrategia del negocio detrás de sus iniciativas. Hoy en día la mayor parte de ellos son estupendos presentadores, narradores de casos de éxito que utilizan metáforas, recurren al sentido del humor y pueden incluso emocionar a una audiencia. Los mejores CIO pueden utilizar analogías ilustrativas para describir incluso las iniciativas técnicas más complejas a sus contrapartes interesadas, ejecutivos de negocio y clientes.
  2. Piense como emprendedor: Durante décadas, los CIO vivieron encadenados a la oficina del CFO. Todavía hoy, muchas de sus más ambiciosas iniciativas y proyectos de avanzada se topan con las restricciones presupuestales que escapan a su control.
    Poco a poco, un grupo de IT Masters ha ido rompiendo las cadenas y estableciendo sus parámetros de inversión en mantenimiento y nuevos proyectos, en sintonía con las metas establecidas por un equipo multidisciplinario. La mentalidad de emprendedor comienza a permear en la justificación de las inversiones, la construcción de casos de negocio y el retorno de inversión. Con nuevas metodologías de desarrollo ágil, DevOps, la flexibilidad de la nube para hacer testeo, microservicios, API, contenedores, low-code, no-code, y un largo etcétera en el menú de nuevas herramientas, infraestructura y formas de colaboración, los CIO no tienen pretexto para no pensar como empresarios, al tiempo que pueden innovar y correr riesgos con los pies bien puestos en la tierra.
  3. Mejore su visión empresarial: Como lo hemos dicho antes en esta página, los CIO son los mejor posicionados para tener una visión transversal de los proyectos de negocio y son capaces de apalancarlos con nuevas tecnologías. Su comprensión de los objetivos empresariales ha avanzado a pasos agigantados en los últimos 12 meses y se han ganado la confianza de sus pares. Ya no serán convidados temporales en los comités de dirección, sino una figura central.
  4. Posea el proceso y el proyecto: Desde que se empezó a hablar de metodologías ágiles, de Scrum, de DevOps, los CIO han ido ganando terreno en materia de procesos y no sólo de supervisión de proyectos. Es decir, su gestión implica relaciones externas con proveedores, revisión de resultados en proyectos complejos en cada iteración con los distintos stakeholders, y mantener la estrecha supervisión de distintos equipos de trabajo dentro de su organización IT. Sus competencias deben garantizar que las tareas y proyectos se prioricen adecuadamente, se ejecuten en forma correcta y se entreguen a tiempo.
  5. Siga remangándose la camisa: Tal como me lo han hecho saber varias decenas de CIO, en los últimos 12 meses no hubo tregua para ellos. Literalmente “se quedaron sin vida” durante los primeros meses de la pandemia, echando a andar en simultáneo múltiples proyectos a velocidad luz, comparado con lo que de otra manera sin crisis de por medio habrían necesitado. La dirección general seguirá teniendo altas expectativas, por lo que al CIO le esperan horas largas, y el trabajo puede no ser siempre innovador. No tenga miedo de arremangarse porque, en última instancia, la recompensa será grata.

A medida que los CIO se conviertan en estrategas de negocios y mano derecha de los directores ejecutivos, su trayectoria profesional estará cada vez más marcada por la agudeza empresarial y el liderazgo, sin olvidar su destreza técnica.

Mónica Mistretta

Mónica es fundadora, presidenta y directora general de Netmedia. Su trayectoria periodística inició en la revista Expansión. Ha sido editora y creadora de publicaciones especializadas en IT durante más de tres décadas. Escribe su columna “Contraseña” desde inicios de la década de los 90, misma que sigue vigente en su blog personal. Ha sido conductora, moderadora y conferencista en múltiples foros de la industria, y ha entrevistado a decenas de líderes de las principales compañías del medio.

Related posts

Deja un comentario