Empoderar a la mujer en IT es una tarea conjunta

A pesar de que multitud de estudios e iniciativas han hecho patentes los beneficios de integrar a la mujer en todos los niveles de la organización, la brecha de género parece negarse a desaparecer. Esto es especialmente cierto en las áreas IT históricamente masculinas—, en las que solo el 30% de la planta laboral se identifica con el género femenino, de acuerdo con la Unesco.  ¿Qué acciones se están tomando en México para cambiar esta narrativa?

Ni qué decir de su participación en cúpulas tomadoras de decisiones. En México, el porcentaje de mujeres dentro de las juntas directivas de las compañías que cotizan en Bolsa llega apenas a 7.5%. Desde hace tres años, la cifra ha variado medio punto porcentual, pues de acuerdo con el Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección, CIMAD, del IPADE, en 2018 las mujeres representaban 7%.

Vestiga Consultores, firma mexicana de consultoría en servicios de inteligencia de negocios, seguridad corporativa, investigación y prospectiva, identificó en su reciente “Monitoreo de Percepciones Empresariales” que la penetración de las mujeres en los altos niveles de decisión es aún muy baja: Sólo 17% de las empresas mexicanas tienen al menos una accionista mujer.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, Endeavor, organización promotora del desarrollo sostenible que impulsa el emprendimiento de alto impacto en los mercados emergentes, y MasterCard presentaron el estudio “La brecha de género en el emprendimiento tecnológico en Ciudad de México, Bogotá y Buenos Aires: una tarea pendiente del ecosistema”. Aquí se encontró que en el sector emprendedor de las tres ciudades, sólo 27% de las mujeres tiene un perfil STEM.

Fuente: https://www.endeavor.org.mx/women-in-tech/

El estudio cita algunos aspectos de la actual brecha de género en industrias tecnológicas: Al menos 84% de las mujeres encuestadas estuvo de acuerdo en algún grado con que se enfrentan a más dificultades que los hombres en el proceso de emprender; 40% de ellas ha sido víctima de algún tipo de discriminación, en 97% de los casos fue por temas de género. De acuerdo a las 96 mujeres emprendedoras encuestadas, el obstáculo más grande es el financiamiento, seguido por el equilibrio entre la vida personal y laboral, así como la falta de redes de contactos relevantes del ecosistema emprendedor.

Partir de la base: Incentivar a las mujeres desde la escuela

El reporte Women in tech presentado el mes pasado, encontró que 44% de las mujeres que deciden optar por desempeñar roles en áreas IT lo hicieron por motivación personal; 33% fue motivado por su escuela o universidad y 19% lo eligió luego de observar una figura femenina relevante en su comunidad que le sirvió como un modelo.

La mitad de las mujeres de América Latina que participaron en el estudio considera que sus carreras podrían progresar mejor en un ambiente de igualdad de género; 24% se dijo intimidada si es evidente lo inequitativo del género en su primer trabajo en áreas IT, mientras que 25% afirmó que le restaría entusiasmo a su participación si sabe que en la organización a la planea unirse no hay equidad de género.

Previamente se ha mencionado en este mismo espacio la conveniencia de contar entre otras cosas con mentores para el desarrollo, con redes de apoyo, talleres de capacitación en materia de liderazgo y que exista igualdad de responsabilidades y salarios para incentivar la participación femenina en áreas IT.

Diferentes instituciones educativas realizan actividades con el objetivo de construir espacios más abiertos e incluyentes para motivar la participación de las niñas y mujeres en las carreras STEM.

Actualmente, en el ITAM, 24% de los estudiantes de Ingeniería en Computación son mujeres y en la licenciatura en Matemáticas Aplicadas el porcentaje de mujeres es de alrededor de 29% (en este caso, el rango observado siempre ha sido entre 28% y 32%, de acuerdo con César Luis García, director de esta carrera).

Por su parte, en el Tecnológico de Monterrey, 32% de los 25,000 alumnos de ingeniería y ciencias son mujeres. Mientras que en la FES Acatlán, en la carrera de Matemáticas Aplicadas y Computación, las estudiantes mujeres representan aproximadamente 27% del alumnado, cifra que no ha variado significativamente en los últimos años. En Ciencia de Datos —caso especial, pues solamente hay un grupo que inició en 2019—, las mujeres representan 40% del total de alumnos.

Actividades que nivelan el terreno

Ana Lidia Franzoni, directora de Ingeniería en Computación del ITAM, comentó que la organización ITAM4her se creó para promocionar carreras STEM. Es una oportunidad para conocer mujeres que inspirarán, se dirige a las estudiantes más comprometidas y activas de las mejores preparatorias de México para impulsar su talento.

Se hace una convivencia con exalumnas destacadas del ITAM, se presentan historias de mujeres exitosas, se habla de los retos que tuvieron que enfrentar y las oportunidades encontradas dentro del ámbito universitario y laboral.

El ITAM organiza el concurso de programación Coding Rush, en el que hay un premio especial para mujeres. Coding Rush incentiva el desarrollo de los conocimientos de técnicas eficientes e inteligentes para resolver problemas con computadoras. Está dirigido a alumnos de cualquier semestre de preparatoria.

DinamITAM es una competencia en la que los participantes aprenden a crear un videojuego y también hay un premio especial para mujeres. Se llevó a cabo los días 7, 21 y 28 de noviembre de 2020 en tres sesiones vía Zoom. Durante las primeras dos sesiones, los participantes aprendieron diferentes conceptos y la herramienta para crear videojuegos; en las sesiones, los participantes desarrollaron una idea y presentaron su nuevo videojuego. Los ganadores fueron los que ejecutaron de la mejor manera las instrucciones y en el menor tiempo posible.

Gabriela Ortiz, directora del programa de Mujeres en la Ingeniería y Ciencias, MIC, del Tec de Monterrey, afirmó que sus actividades se basan en cinco comités: Rector, Mentor, Vinculador, Promotor y la Cátedra SHE-STEAM. MIC considera el empoderamiento de la mujer como el fortalecimiento de sus competencias y presencia tanto a nivel individual como colectivo para lograr una participación en términos de igualdad en la toma de decisiones, reconocimiento y acceso a recursos.

Durante 2020, las actividades de MIC alcanzaron a más de 2,500 mujeres de diferentes edades. Se ha desarrollado un modelo de acompañamiento que integra tres elementos: un programa diseñado específicamente para mujeres jóvenes; el desarrollo de comunidades de profesionales; y finalmente el intercambio de experiencias entre profesoras.

Women Mentoring STEM incluye conferencias magistrales, sesiones personalizadas para dos o máximo tres chicas y un panel. Para el desarrollo de comunidades de profesionales se adoptó el modelo de Lean in Circles, que identifica desigualdades en los lugares de trabajo, ayuda a crear conciencia y definir estrategias de colaboración para empoderar a las mujeres y fortalecer su desarrollo.

Por la pandemia, el último punto se ha reforzado con webinars. El primero fue “Cómo formar profesores inspiradores”, que ha alcanzado 6,600 reproducciones en siete diferentes países. El segundo fue “Estrategias docentes para formar en la sustentabilidad” y lleva 22,000 reproducciones que han llegado a ocho países. En estos dos webinars se buscó fortalecer habilidades de liderazgo y apuntalar el principio de igualdad de oportunidades.

Por otro lado, el Tec de Monterrey participa en Patrones Hermosos, programa de Abel Sánchez del MIT, en conjunto con el CSOFTMTY y otras universidades para empoderar a mujeres desarrollando sus conocimientos y habilidades de pensamiento computacional, permitiéndoles alcanzar su máximo potencial y transformar sus familias y comunidades, ayudando a México a competir globalmente.

Mientras tanto, Christian Carlos Delgado, coordinador del Programa de Matemáticas Aplicadas y Computación (MAC) en la FES Acatlán, de la UNAM, señaló que desde hace más de seis años realizan la iniciativa llamada “Vacaciones de verano”. En ella se preparan cursos para promover la robótica y la programación dirigidos a niños y adolescentes. En 2020 no se llevó a cabo pues suelen ser presenciales en un laboratorio de la Facultad donde hay 20 equipos para ese fin.

Específicamente, para atraer a las mujeres al área de programación, en Acatlán existe un club llamado “Chicas superpoderosas”. En él participan alumnas de las licenciaturas de MAC, Actuaría, Relaciones Internacionales, Pedagogía y Comunicación. Y para atraer talento a la licenciatura de MAC, se le da difusión a través de pláticas impartidas en CCH y preparatorias de la UNAM, con el objetivo de que más alumnos la conozcan y se inscriban a ella.

De manera paralela, existen compañías como Laboratoria, que surgió como startup en educación y en 2014 empezó a formar mujeres para conectarlas con trabajos en el área IT. En 2017, Laboratoria 2.0 se enfocó en la formación de mujeres y organizaciones para impulsar una mejor economía digital.

Laboratoria for Women es un bootcamp de seis meses para aprender Desarrollo Web o Diseño UX despertando tu manejo de la incertidumbre, adaptabilidad y aprendizaje continuo. Al final se realizan conexiones con empresas y solo se paga después de conseguir empleo. Es exclusivo para mujeres porque faltan demasiadas en el sector tecnológico y es intensivo, para poder aprender mucho en poco tiempo.

Tiene presencia en seis ciudades latinoamericanas: Guadalajara, Ciudad de México, Bogotá, Lima, Sao Paulo y Santiago. De ahí han egresado 1,800 mujeres, de las cuales 78% tienen un empleo actualmente en posiciones como Frond-end Developer, UX Designer, Scrum master, Project manager, Agile coach, Android developer, Service Designer, Back-end developer, Full Stack developer, UI Developer, UX Researcher y UX Writer.

Finalmente, la iniciativa Geek Girls LatAm tiene como misión inspirar, empoderar y conectar a niñas, jóvenes y mujeres latinoamericanas como agentes de cambio en el uso, apropiación y creación de tecnología.

Maricela Ochoa

Reportera de tecnología. Suele buscar temas de innovación, nuevas aplicaciones IT y seguridad de la información. Periodista por la UNAM; estudió Marketing en el ITAM y Branding en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Storyteller apasionada por la astronomía.

Related posts

Deja un comentario