Twitter ya es de Elon Musk; despide a CEO y CFO como primera acción

Elon Musk completó la adquisición de Twitter la noche del jueves y despidió al CEO, Parag Agrawal, y al CFO, Ned Segal, de acuerdo con un reporte de CNBC, que citó a personas familiarizadas con el asunto.

Apenas en abril pasado, cuando Musk se convirtió en el accionista mayoritario, Agrawal celebraba la posibilidad de que el empresario formara parte de la Junta Directiva. “Esperamos trabajar con Parag y la Junta para realizar mejoras significativas”, respondió el también CEO de Tesla.

Sin embargo, esa buena relación terminó pronto. En mayo pasado, cuando comenzaron las críticas de Musk a la red social por el número de cuentas falsas, el entonces CEO de Twitter publicó una larga justificación de por qué la red social afirmaba que representaban menos del 5% a lo que el empresario respondió con el emoji “💩”.

Ahora, tras completar la operación, Musk ha decidido darle las gracias a él y a su equipo, pues además del CFO, también retiró del cargo al principal ejecutivo legal y de políticas, Vijaya Gadde, y al abogado general, Sean Edgett, de acuerdo a otro reporte de The New York Times.

Al menos uno de los ejecutivos que fue despedido fue escoltado fuera de la oficina de Twitter, dijeron al diario personas que pidieron no ser identificadas. No está claro quién ocupará dichas posiciones.

La jueza que lleva el caso entre el magnate sudafricano y la red social puso como plazo mañana viernes para que cerrara la operación valuada en $44,000 millones de dólares. Musk, quien desde ayer pisaba las oficinas centrales de la compañía, se adelantó un día.

Captan a Elon Musk de visita en Monterrey; considera invertir, aseguran

Musk a los anunciantes: “Twitter no puede convertirse en un infierno”

Aunque se desconoce si Musk se hará cargo personalmente de la empresa, parece que sí estará tan presente como en sus otras empresas. La mañana del jueves, previo a cerrar el acuerdo, publicó un largo mensaje a los anunciantes en el que aseguró que la red socia será un buen lugar para invertir.

“Obviamente, Twitter no puede convertirse en un infierno de todos contra todos, donde se puede decir cualquier cosa sin consecuencias”, publicó.

El empresario afirmó que la mayoría de las especulaciones sobre por qué compró la plataforma han estado equivocadas.

“La razón por la que adquirí Twitter es porque es importante para el futuro de la civilización tener una plaza pública digital común, donde se pueda debatir una amplia gama de creencias de manera saludable, sin recurrir a la violencia”, dijo.

Y añadió: “Actualmente existe un gran peligro de que las redes sociales se dividan en cámaras de eco de extrema derecha y extrema izquierda que generan más odio y dividen a nuestra sociedad”.

Related posts

Deja un comentario